Categories


Portada > Blogs > Mujer contracorriente > Violencia machista: responsabilidad de todos



 
 
 
 
Mujer contracorriente

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

25 de noviembre de 2014
Rosario Goñi 

Violencia machista: responsabilidad de todos

Este tipo de violencia que, según datos del Ministerio de Sanidad, se ha llevado la vida de 45 mujeres en España en lo que va de año, daña de manera brutal no sólo a las víctimas directas sino también a sus familias, a sus amistades y a toda la sociedad.


Para su resolución necesitamos un compromiso de la sociedad en su conjunto y del Estado en particular. La herida que deja nos exige una respuesta contundente en todos los ámbitos, sea pequeño o grande, pero sin dejar ocasión o pretexto para que se produzca. Desde el ámbito privado con acciones concretas o desde el ámbito público con un presupuesto suficiente para reparar esta lesión continuada hacia los derechos fundamentales de las mujeres.

JPEG - 31 KB
El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Demasiados casos de violencia de género no se denuncian (casi dos tercios de los registrados en 2014), sin embargo las víctimas acuden al médico antes o después, desgraciadamente. La implicación de los médicos de familia es conocida, pueden denunciar los casos de abuso. Ellos pueden ser otra vía para que las mujeres que sufren esta violencia busquen la ayuda que necesitan. La principal razón de que sean tan pocas las que denuncian su situación está en la consideración de que poco o nada se entiende de lo que les toca vivir a diario.

Cuando la denuncia se produce (14 de los 45 casos de 2014), las mujeres necesitan unos profesionales bien formados en materia de prevención, igualdad, necesidades y derechos de las víctimas. Se necesitan unos fiscales y unos abogados especializados en un tema tan complejo. Pero no pensemos que el sistema judicial es neutro, está dentro de nuestra sociedad de marcado carácter patriarcal por lo que es vital una acción educadora en igualdad.

JPEG - 50.3 KB
Muertes por violencia machista en 2014 / Fuente: MSSSI  
Muertes por violencia machista en la última década / Fuente: MSSSI

Faltan medios y la crisis no ayuda, recortes de personal, recortes de presupuesto. Con la excusa de la crisis se ha reducido la calidad de los servicios que necesitan las víctimas. Pero no sólo estos dos grandes colectivos tienen cosas que decir. Empresas y sindicatos pueden realizar una actividad de sensibilización y formación dirigida a su personal para mejorar la identificación de casos de violencia de género y responder de forma rápida y resolutiva a las necesidades que las víctimas demandan. No sólo para prevenir la violencia entre empleados sino también para identificar la violencia sufrida por sus empleadas fuera del ámbito laboral.

Hoy es el día para comenzar con un compromiso que debe extenderse a todos los días del año

Los medios de comunicación son otro gran colectivo que tiene mucho que decir y replantearse. Frivolizar en estos temas es muy peligroso. Se necesita huir del sensacionalismo y sacar del ámbito privado este tipo de violencia denunciando de forma tajante la actitud del agresor. El mensaje social contrario a esta violencia tiene que ser irrebatible, porque hay que resaltar que cualquier mujer puede ser víctima de violencia de género:una amiga, una compañera de trabajo, una hija, una madre.

Los nuevos medios de comunicación no pueden ser el escondite donde estas prácticas se agazapen, hay que conquistar internet y las redes sociales para que sirvan de ayuda a las víctimas de violencia de género y alerten del comportamiento de los agresores.

No nos quedemos sólo con el dato terrorífico de las muertes, la arista más sangrante de la unión de dos caras: la que ejerce la violencia y la que deja que se ejerza. Hay muchas, demasiadas formas de violencia contra las mujeres, la violencia física es sólo una de ellas. La violencia psicológica, el acoso, la violencia sexual, los matrimonios forzosos, los abortos obligatorios, la ablación, el sentimiento de víctima, el control social, el uso de los descendientes como herramienta para el maltrato son cuestiones que no podemos permitir. Ahora bien, si desde el sector público y el privado no se establecen recursos económicos para trabajar en este sentido el cambio se hace del todo imposible. Administración y empresas tienen una responsabilidad con la sociedad y con las mujeres. Hoy 25 de noviembre, día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer es el día para comenzar con un compromiso que debe extenderse a todos los días del año.

Rosario Goñi   Economistas sin Fronteras

Comentar