Categories

 

Portada > Economías > Comunicación > Transición a través de las palabras


Crear el mundo que queremos con nuevas palabras

30 de marzo de 2016

Transición a través de las palabras

El poder de las palabras nos permiten definir, comunicar y percibir el mundo en el que vivimos; por eso, si queremos construir un mundo consciente, hace falta usar el lenguaje de forma adecuada e incluso crear nuevos conceptos a través de nuevas palabras que ayuden a definir el mundo que queremos.


Transición a través de las palabras
joãokẽdal (CC)  

Existen conceptos y palabras que definen nuevas formas de hacer las cosas: Economía del don (gift economy), Economía alternativa y solidaria, Economía del bien común, Cooperativas integrales, monedas complementarias, cooperativas de crédito éticas, bancos de tiempo, comercio justo, justicia social, grupos de consumo, circuitos cortos de comercialización, bancos de semillas, artivismo, prosumidor, consumidor responsable, soberanía alimentaria, ciudades en transición, Decrecimiento, permacultura, dragon dreaming... cada una de ellas googleable para abrir un nuevo horizonte de posibilidades

Todas estas palabras son propuestas de entendimiento de la vida desde lo común y lo ético, poco a poco se van integrando en el lenguaje, sirviendo de palanca para unirnos frente al individualista capitalismo y proponer alternativas.

También existen innovaciones para cambiar el lenguaje, desde reglas como usar el género plural neutro usando la i; por ejemplo “todis nosotris”; para poder leer la x o arroba “tod@s nosotrxs”, siendo así todo, lo más común leerlo como “todas nosotras” referido a personas.

En este proceso colaborativo surge el Transicionario, el diccionario de la transición, compuesto de evulónimos, palabras o expresiones alternativas que nos ofrecen una visión evolucionada y consciente del lenguaje. Como por ejemplo sustituir cierto por miento: ayuntacierto, conocicierto, agradecicierto, empoderacierto...

Este transicionario está cocreado desde la inteligencia colectiva y así seguirá creciendo. En mi proceso personal comencé creando una palabra para referirme al amor, pues siento que es una energía presente en la re-evolución, sin embargo, la palabra amor está muy desvirtuada y alejada de lo que siento debiera ser el significado real. Hoy en día connota más una visión de apegos, dependencias, incluso algo sexual, basado en estereotipos románticos de cuentos de príncipes y princesas, llegando incluso darnos miedo decirlo o que nos lo digan. Por lo que hacía falta crear una palabra para definir esa energía que envuelve la capacidad de enfocar y atraer la armonía, así decidí que usando la vocal más abierta y la consonante que me pareció más amorosa construí una palabra palíndroma: ASASA, y un significado “la vibración que nos conecta en armonía”. También se puede entender con la fusión de dos palabras muy armonizadoras graciASAmor o amorgracias.

Recurro a otra nueva la palabra Amaasar que es la acción de facilitar asasa y la práctica es cantar, bailar, sonreír, cuidar, ayudar…

Por ejemplo podemos construir alternativas desde conceptos nuevos:

Desarrollando una ecosinuestra (evul. economía) en la que trasubir y tragozar (evul. trabajar) construyendo sigocios (evul. negocio), donde el goce y el ocio sea nuestra fuente de ingreso de recursos y nuestra forma de aportar a la sociedad. Una visión basada en los recursos comunes en lugar de la visión especulativa de recursos infinitos.

Hace falta inventar más palabras, recoger palabras de otros idiomas con un significado específico


En vez de educar facilitar el aprendizaje, pues todas las personas tenemos la capacidad de ser maestrices (personas maestras y aprendices a la vez) facilitando el aprendizaje horizontalmente libre de egos. Desde este aprendizaje mutuo construimos el conocicierto con criterios de cultura libre, en círculos de aprendizaje que permitan compartir visiones y realidades. Se generan redespacios y redes de centros donde cada centro dispone de unas habilidades.

También importante es hablar en positivo usando la PNL (programación neurolingüistica) y así atraer con nuestra palabra y ayudándonos a poner consciencia: sustituir la culpa por la responsabilidad, el “pero” por “sin embargo” o “además”, “tener que” por “quiero”, “soy así” por “tengo el hábito de”, “me preocupa” por “me importa”, “tengo un problema” por “tengo un tema”, “intentaré” por “voy a”; evitar generalizaciones como “nunca”, “nadie”, “siempre” que son palabras determinantes y absolutas, y finalmente, en vez de “no” expresar mejor en positivo lo que si se desea.

Hace falta inventar más palabras, recoger palabras de otros idiomas con un significado específico, generar nuevos conceptos, compartir saberes en nuevos espacios, con nuevas actitudes donde lo importante sea colaborar y facilitar la evolución personal y grupal, dejando semillas que permitan germinar nuevas ideas.

Desde aquí os invito a Ser cuidadanis en la redvolución compartiendo abrasoles y una alimenteacción consciente de nuestras palabras, voces, sentires y sanaacciones.

Matriotas de un planeta sin fronteras, vibrando en armonía, desarrollando la ecosinuestra a través del conocicierto, descubriendo la perspectiva que nos permite cambiar la realidad, transformando el tiempo en arte.

Muchas GraciASAbrazos!

Alipio Muñiz    Ecoalternative