Categories

 

Portada > Alternativas > Consumo Colaborativo > Por qué el consumo puede ser colaborativo


Ante el consumismo, economía colaborativa

15 de marzo de 2016

Por qué el consumo puede ser colaborativo

Ahora que sabes que la economía colaborativa eres tú, vamos a aprovechar el día mundial del consumidor para recorrer juntos algunas de las opciones que nos permiten convertirnos en protagonistas de la economía y crear un consumo más social, sostenible y económico. Porque el consumo también puede ser colaborativo, y el consumidor un ciudadano que pone en valor sus bienes y servicios.


Por qué el consumo puede ser colaborativo
David Lobo  

Vivir es consumir

A pesar de que de todos son conocidas las consecuencias medioambientales que produce el consumo, éste es necesario en nuestro día a día. Todos consumimos en mayor o menor medida, de un modo más o menos sostenible. Pero que sea necesario no significa que no se pueda hacer de una manera más racional. Desde hace unos años, de manera paralela a la tradicional, estamos siendo testigos de cómo nuevas formas de consumir se están haciendo un hueco en nuestros hábitos: compartiendo lo que ya existe, reutilizando recursos infrautilizados y aprovechando todo aquello que no tenga un uso eficiente. Hablamos de lo que se ha denominado consumo colaborativo. Según parece ha venido para quedarse y, según vemos día tras día, levanta grandes polémicas en la medida que va creciendo su aceptación.

El consumo colaborativo funciona

Así lo afirma la OCU, que igualmente indica que los usuarios están contentos. Y es que esta organización lleva tiempo investigando este fenómeno y, recientemente, ha publicado un estudio en el que, entre otras cosas, comprueban el alto grado de satisfacción por parte de los usuarios de servicios colaborativos.

Alternativas muy interesantes

A la hora de consumir de manera alternativa podemos encontrarnos con diferentes sectores que nos proveen de bienes y servicios. En el sector turístico, uno de los motores de nuestra economía, hay opciones que compiten con los más grandes y tradicionales. Por otro lado, el transporte colaborativo está llamado a ser una de las grandes soluciones a los enormes problemas de congestión y contaminación de nuestras ciudades.

Pero no todo es transporte y alojamiento

De todos son conocidos los grandes ejemplos en transporte y alojamiento, así que no voy a hablar de ellos. Hay iniciativas no tan grandes ni tan notorias pero igualmente interesantes que nos permiten consumir de una manera más social, sostenible y económica. Más social porque la persona y las interacciones que se producen entre ellas son la base de la actividad. Más sostenibles porque se crea una economía que permite la recirculación de los bienes, evitando así el uso y abuso de recursos naturales. Y más económica porque al hacerlo entre pares y tener un coste menor -o incluso cero- nos permite acceder a un precio muy inferior al de mercado. O incluso gratis.

Telecomunicaciones

Hay iniciativas que nos posibilitan, por ejemplo, comunicarnos haciendo uso del móvil y permiten, al mismo tiempo, que los usuarios sean además parte esencial de la empresa. En Suop se dieron cuenta de que algo faltaba en el sector de las telecomunicaciones y se pusieron a trabajar en ello. Ahora son los usuarios los que hacen Suop.

Alimentación

La comida es uno de los pilares del consumo. Hacerlo de manera sana cada vez es más fácil, aunque de momento posiblemente también más caro. La Colmena Que Dice Sí conecta a los vecinos para comprar productos de calidad directamente de los productores, eliminando así intermediarios y apostando por una alimentación con menor huella ecológica al ser, en la medida de lo posible, productos locales. El factor precio no deja de ser relevante, es por ello que una de las preguntas que se hacen en La Colmena es por qué hay tantos productos en los supermercados que son tan baratos, lo cual no deja de llevar a una reflexión interesante.

Aparcamiento

Un gran problema existente en las ciudades es la falta de aparcamiento. Uno se pregunta ¿cuántas plazas hay libres mientras yo ando dando vueltas buscando un sitio para dejar mi coche? Está claro que hay parkings públicos en algunas zonas críticas, pero los de We Smart Park fueron más allá y crearon una aplicación para hacer un uso más racional y económico de esos aparcamientos que pasan horas sin vehículo que los ocupe. Coches en busca de aparcamiento y parkings vacíos están ahora más cerca gracias a este tipo de aplicaciones.

Paquetería

Para enviar algo de una ciudad a otra puedes aprovechar el viaje de otra persona que se dirija al destino que te interese y lo entregue directamente al destinatario. Los creadores de Shipeer vieron clara otra opción de exprimir cualquier desplazamiento de media y larga distancia y ahora puedes hacer uso de su plataforma para tus envíos.

Migrantes

El transporte tenía que estar por su importancia, pero no hablaré de quien te viene a la mente cuando hablamos de transporte colaborativo. Para poder llegar a donde nos esperan y facilitar la movilidad de los migrantes se ha creado TerangaGo, una red social que conecta a personas que quieren volver a su país de origen con otras que hacen ese mismo trayecto y compartir así los gastos.

Ropa

Del 25 de octubre al 29 de noviembre de 2017
Por El Salmón Contracorriente
El sistema económico dominante se ha convertido en una maquinaria dispuesta a destruir el...   más +
13

 En el sector textil también hay alternativas: De Armario a Armario es una de ellas y permite dar un segundo hogar a las prendas en buen estado que ya no nos ponemos a través de un encuentro en el que se produce el trueque de las mismas. También una buena muestra de que no todo pasa por la red.

Si pruebas, repites

Es posible que leas estas opciones y te hagan pensar que aún hay esperanza. Que se puede luchar contra el hiperconsumismo. Lo más importante de todo es que seamos conscientes de que están ahí, y que sin ti, consumidor que tiene derecho a producir, no son más que plataformas tecnológicas.

La única forma de que puedas juzgar su utilidad pasa por probar cualquier de estas u otras de las múltiples opciones que existen. Pero hay una advertencia que debes tener en cuenta antes: si pruebas, repites.

Pako Rodríguez    OuiShare

Comentar