Categories

 

Portada > Economías > Políticas > Pequeños avances importantes para construir...


UE

21 de mayo de 2017

Pequeños avances importantes para construir Europa

Se critica el proyecto europeo pero tampoco se puede alabar el proyecto de los diferentes Estados europeos, unos donde no se combate la corrupción, otros en los que no se frena el avance de prácticas antidemocráticas y violentas que recuerdan épocas no tan lejanas.


Pequeños avances importantes para construir Europa

Por deformación profesional creo que el comercio entre distintos pueblos es beneficioso, no sólo económicamente sino para el desarrollo de la cultura y el pensamiento. Sin embargo también creo que el comercio debe ser justo.

Mediante el registro de una propuesta en julio de 2014, ciudadanos europeos solicitaron a la Comisión que recomendara al Consejo la revocación que le había otorgado para negociar el TTIP y para no celebrar el CETA. La propuesta pretendía tres cosas básicas, por una parte impedir el TTIP y el CETA, evitar negociaciones sin transparencia e incitar al desarrollo de una política comercial y de inversiones diferente en la UE. En septiembre de ese año ante la negativa de la Comisión al registro de la propuesta, se interpuso un recurso ante el Tribunal General. Ahora el Tribunal da la razón a los ciudadanos en sentencia del 10 de este mes. Es un paso pequeño pero importante. El Tribunal reconoce que los ciudadanos europeos pueden mediante una iniciativa ciudadana instar a la Comisión para que retire la autorización para abrir negociaciones con la intención de la celebración del TTIP.

El principio de democracia, uno de los valores fundamentales en los que se basa la Unión, sale reforzado, permitiendo a los ciudadanos europeos participar en las actuaciones llevadas a cabo por las instituciones europeas. Participar en acciones tan importantes como la modificación del ordenamiento jurídico de la Unión. La iniciativa busca el debate sobre el TTIP sin tener que esperar a su aprobación.

La Comisión decidirá si da o no curso favorable a la iniciativa presentando en una comunicación sus conclusiones, las medidas que proponga adoptar y especialmente importante, dando las razones por las que actúa de una u otra manera.

El día 9 de este mismo mes, el Día de Europa, ha pasado en España sin muchas celebraciones, parece que nos gusta más mirarnos al ombligo lleno de corruptelas. Se critica el proyecto europeo pero tampoco se puede alabar el proyecto de los diferentes Estados europeos, unos donde no se combate la corrupción, otros en los que no se frena el avance de prácticas antidemocráticas y violentas que recuerdan épocas no tan lejanas.

En palabras de la Comisión en el Libro Blanco sobre el Futuro de Europa, “es el momento de renovar nuestro compromiso, redescubrir nuestro orgullo y configurar nuestro propio futuro”. Es el momento de expresar lo que quieren los ciudadanos. Valores y aspiraciones que unan a los europeos y por los que importa seguir luchando.

Cuando hablamos del TTIP y del CETA hablamos de globalización, una globalización que en mi opinión se debe aprovechar para un desarrollo social de Europa. Conseguir un comercio digno y justo para todos, en el que no sólo ganen las grandes corporaciones sino también las pequeñas empresas y los trabajadores. Cuando hablamos del TTIP y del CETA hablamos de demandar más transparencia a las instituciones europeas.

Este pequeño paso que ha dado el Tribunal nos tiene que hacer pensar en lo importante que somos como colectivo organizado. Es el momento de seguir debatiendo sobre cómo construir una Europa más social y solidaria en la que los ciudadanos sean lo más importante.

Rosario Goñi    Economistas sin Fronteras

Comentar

1 Mensaje
Añadir otro comentario