Categories

 

Portada > Economías > Fiscalidad > Paraísos fiscales: Acabemos con estos infiernos


Acabar con ellos es posible

24 de mayo de 2016

Paraísos fiscales: Acabemos con estos infiernos sociales

Los paraísos fiscales son argucias para que los ricos no paguen sus impuestos y para blanquear dinero ilegal. Iñaki Gabilondo lo tildaba de «escandalosamente injusto». Algunos tienen tanto dinero que no quieren pagar lo poco que les corresponde.


Paraísos fiscales: Acabemos con estos infiernos sociales
Miran Rijavec  

Amancio Ortega, uno de los más ricos del mundo, paga en sus paraísos fiscales menos impuestos que un trabajador corriente (que en España paga un 40% entre IRPF y Seguridad Social). Además del daño que hacen sus empresas del grupo Inditex (explotación infantil entre otros asuntos), Amancio Ortega elude pagar 900 millones al año solo en España por las artimañas de Inditex. A esto hay que sumar lo que defraude en otros países.

De hecho, casi todas las multinacionales y prácticamente todas las “prestigiosas” empresas del IBEX-35 tienen cuentas en paraísos fiscales para defraudar (que para eso sirven esos paraísos). De alguna forma, ser cliente de ese tipo de empresas nos convierte en cómplices de sus fechorías. Pero más grave es cuando el gobierno no toma medidas contra estas empresas.

La sanidad, la educación o el medio ambiente no tendrían que sufrir ningún “recorte” si las grandes fortunas pagaran sus impuestos correctamente. Este desfalco a gran escala es otra causa de la crisis ecológica y económica.

El escándalo es tan evidente que nuestra sociedad no ha dudado en criticar a aquellos famosos que han sido pillados escondiendo su dinero. Por poner un ejemplo notable, el ex ministro de Industria J.M. Soria fue protagonista de numerosos escándalos de todo tipo y no dimitió por nada de eso. Sin embargo, tuvo que dimitir por las mentiras respecto a sus empresas y turbios negocios en paraísos fiscales.

Los paraísos fiscales no sólo facilitan la evasión de impuestos, sino que contribuyen a aumentar la pobreza, la desigualdad y la delincuencia mundial. Los paraísos fiscales son usados por narcotraficantes, terroristas, contrabandistas, políticos corruptos y toda clase de malhechores para esconder su dinero y blanquearlo. Sus datos son escandalosos. ¿Por qué lo permiten nuestros gobernantes? ¿Por qué lo fomentan? ¿Están involucrados?

Acabar con los paraísos fiscales ES POSIBLE. Prueba de ello es que hay múltiples campañas internacionales para conseguirlo como, por ejemplo, la campaña de Oxfam-Intermón (ver vídeo más abajo), la Universidad de la Evasión de InspirAction (ver gráfico al final), o los 300 economistas incluyendo algún Nobel que han pedido acabar con los paraísos fiscales. Estos economistas han criticado duramente a Estados Unidos y especialmente a Reino Unido. Los ingleses gestionan un tercio de los paraísos fiscales del mundo (como Gibraltar, Islas Vírgenes, Caimán, Bermuda, Jersey, o Isla de Man, entre otros).

Si todos pagamos los impuestos que nos corresponden, habrá menos desigualdad y podremos construir una sociedad mejor. La gente honesta no abre cuentas en Suiza, ni en otros paraísos fiscales, sino en bancos éticos y con sede en su propio país. No es nuestro objetivo desprestigiar a Suiza ni a Reino Unido, países con buena gente, pero… ¿de dónde procede parte de su envidiable nivel de vida?

Terminamos con unos datos para los más curiosos:

  • Estupendo resumen en 10 pasos de cómo evadir impuestos (por InspirAction):

Pepe Galindo    El Blog Sostenible

Comentar