Categories

 

Portada > Economías > Finanzas > ¿Para qué se usa el dinero?


Dinero y sus funciones

2 de noviembre de 2016

¿Para qué se usa el dinero?

Generalmente, cuando pensamos en dinero nos vienen a la cabeza billetes y monedas. Incluso ya durante la civilización griega, antes de Cristo, ya tenían monedas como el dracma. Sin embargo, esto no ha sido siempre así y no es así en la actualidad.


¿Para qué se usa el dinero?
fsecart (CC)  

Se entiende por dinero a todo activo o bien aceptado como medio de pago o medición del valor por los agentes económicos para sus intercambios. Las tarjetas de crédito son dinero, los cheques son dinero, los depósitos son dinero, la deuda es dinero…

Las propiedades del dinero

Generalmente, el dinero se define más por sus propiedades que por su nombre. En las teorías actuales se entiende que el dinero es:

Un medio de intercambio: un instrumento que sirve para realizar transacciones de medios y servicios. Para poder cumplir esta función, el dinero debe ser: aceptado comúnmente y generador de confianza, fácilmente transportable, divisible, no perecedero y difícil de falsificar.

Un depósito de valor: mantiene su valor a lo largo del tiempo, de esta manera, si se vende algo por lo que recibimos dinero, la función de depósito de valor garantiza que ese dinero obtenido nos servirá en el futuro para realizar nuevas transacciones.

Una unidad de medida: permite establecer equivalencias entre distintos bienes y servicios y la comparación y equivalencia de los valores de las distintas mercancías.

La neutralidad del dinero

Una de las grandes controversias en torno al dinero es si las características anteriormente citadas convierten al dinero en un medio de intercambio neutral.

Este debate se ha desarrollado a lo largo de cinco siglos. Para la corriente dominante, el dinero es neutral. En realidad, para entender la controversia nos deberíamos preguntar, ¿afectan los fenómenos monetarios a los fenómenos reales de una economía?. La respuesta parece obvia: sí, ¿no?. Pues los economistas ortodoxos responden que no. Los economistas clásicos, neoclásicos y monetaristas afirman que “el dinero es neutral, es solo un velo del sistema”, y no influye en la economía ni en el corto ni en el largo plazo.

Sin embargo, no existen evidencias de que el dinero sea una herramienta neutral. La tasa de crecimiento monetario afecta a la tasa de inflación por ejemplo, lo que lleva a una disminución del valor del propio dinero. En palabras del propio FMI: "(La neutralidad del dinero) es en gran medida una cuestión de fe, basado en consideraciones teóricas más que en la evidencia empírica”.

Además de no ser neutral como herramienta, el dinero no es neutral como concepto. Según veremos en capítulos posteriores, Charles Einsenstein, afirma que el dinero se ha convertido en un símbolo de avaricia, poder y corrupción. ¿Es posible cambiar este concepto del dinero? Lo veremos en el último módulo del curso "Finanzas Alternativas".

Genoveva López Morales    El Salmón Contracorriente

Comentar