Categories

 

Portada > Alternativas > Movimientos Sociales > "Para la universalización de una moneda local...


Alcalá de Henares lanza su nueva moneda social: El Chuski

28 de octubre de 2015

"Para la universalización de una moneda local pagar impuestos es un paso importante"

El Municipio madrileño de Alcalá de Henares lanza una moneda social el próximo día 29 de octubre. Entrevistamos a César Gallego, uno de los promotores, para que nos cuente cómo, por qué y para qué es necesaria esta moneda social


"Para la universalización de una moneda local pagar impuestos es un paso importante"
Daniel Rocal (CC)  

¿Por qué estáis montando una moneda social en Alcalá de Henares? ¿Por qué es necesaria?

Creemos que en una ciudad como Alcalá que vive las consecuencias de la crisis, con un paro del 27%, un Ayuntamiento con 260 millones de deuda y una destrucción importante del comercio local hay que intentar buscar iniciativas ingeniosas que ayuden a fomentar el comercio local y la inclusión laboral.

En Alcalá hay un tejido asociativo que reclama hacer las cosas de otra manera, trabajar en base a la economía del bien común o trabajar de una manera más sostenible, medioambientalmente hablando. Hay una proliferación mayor de asociaciones, de grupos de consumo, por eso creo que existe un tejido que acogerá esta iniciativa y ponerla en marcha. Una moneda social es una herramienta útil para articularlo todo.

¿Por qué crees que una moneda social puede ayudar a todo esto?

Las monedas son una herramienta, detrás tiene que haber gente concienciada de que efectivamente se pueden hacer las cosas de otra manera, pero lo que te da es independencia. Las monedas ofrecen una plataforma que te hace no depender de otros estamentos, y el hecho de que las decisiones sobre la moneda sean totalmente democráticas, como va a ser la nuestra, te da la posibilidad de articular muchas cosas.

¿Qué trabajo habéis realizado hasta ahora?

"Hemos pensado en una moneda electrónica, basado en el sistema Cyclos de STRO (Social Trade Organisation) que es muy flexible"


Empezamos el trabajo en abril. Lanzamos la iniciativa en Alcalá con colectivos como Agua de Mayo, que es un conglomerado de asociaciones y de gente que piensa de una forma diferente, con Simbiosis, que es una asociación que también trabaja con iniciativas del Bien Común, decidimos hacer un lanzamiento y la acogida fue fantástica.

Desde abril hemos ido trabajando con distintos talleres, hemos contado con la colaboración de Julio Gisbert, que es una de las personas que tiene más experiencia en este tipo de iniciativas. Tras esos talleres, hemos tenido claros los objetivos de la moneda. Sobre esa estructura hemos construido un grupo motor para hacerla un hecho y el 29 de este mes arranca la moneda local de una manera muy original, con un juego.

¿Cómo habéis planteado este inicio?

Nos hemos liado la manta a la cabeza y nos han dejado el Corral de Comedias de Alcalá, una corrala del s. XVI más antigua en Europa que sigue con actividad. Vamos a hacer una presentación por todo lo alto con danza, música, teatro...

Teníamos muchas dudas, cuando uno va al de talle para saber cómo articularlo hay muchas decisiones que tomar, por eso hemos decidido hacerlo de una manera más dinámica. Tenemos una primera fase piloto, donde existe un tejido asociativo que va a acoger la moneda de manera sencilla, pero queremos llegar a toda la ciudad. ¿Qué se nos ha ocurrido hacer? Pues un esquema de gamificación, es decir, un juego.

El día 29 además de lanzar una moneda vamos a lanzar un juego, el Alkalapoly. Es un juego de retos donde vamos a ir enfocando a la gente a la creación de la moneda. La superación de los mismos va a construir cómo es la moneda local a parte de fomentar la inclusión de servicios, comercios y emprendedores .

Hemos decidido que la creación de la moneda va a ser basada en compromiso, es decir, según los retos que vaya superando la gente vamos a ir generando más moneda en el sistema, con lo cual a medida que se vaya uniendo la gente, vamos a ser todos un poquito más ricos.

Además el grupo motor cambia de nombre y nos llamaremos la Familia Truekeféler. Ahora seremos los encargados de plantear los retos para la moneda.

El juego es una herramienta de motivación para que la gente se implique. Intentamos cautivar al sector más joven y con este esquema de gamificación se puede hacer más atractivo para la universidad, de hecho vamos a colaborar con la universidad para que nos ayude a desarrollar la plataforma tecnológica, lo cual será también parte del juego.

En el juego pueden pasar cosas inesperadas, como que todos seamos muy ricos un día y al día siguiente nos quedemos sin nada, lo cual dota al juego de una función pedagógica que también queremos cubrir.

¿Qué retos habéis planteado?

En Santa Coloma se plantea que los funcionarios pudieran cobrar el 30% de su salario en moneda local


Hay retos personales, como formar parte de la moneda a informarme y hacer de difusor. Premiaremos cosas como dar charlas sobre la moneda local, traer servicios a la rede, ayudar al grupo motor, etc.

Retos de emprendimiento, donde se plantea que alguien mejore un producto o servicio. Por ejemplo si alguien sabe hacer pizzas, queremos ayudarle en el camino si finalmente se plantea abrir una pizzería y que pueda ganar premios por hacerse una web o promocionarse en las redes sociales. Con esos premios, podré pagar a las personas que me den los servicios, como el diseñador de la web.

Hay grandes retos, que nos marcará el porcentaje de cumplimiento, por ejemplo, que cuatro AMPAS (Asociación de Madres y Padres de Alumnos) cobren la cuota en moneda local, que se pueda pagar una tasa municipal, que se cubran todos los servicios, que se pueda montar un evento local solo con chuskis... Y luego tenemos retos que los queremos promover para que se queden: montar un mercado de abastos, poner el nombre a la moneda...

¿Qué actores tenéis ya implicados? ¿Habéis hablado con asociaciones, ciudadanos, comercios? ¿Cuáles son los actores clave?

Hemos hablado con los actores más receptivos a este tipo de iniciativas, tipo la Asociación Agua de Mayo, Simbiosis, grupos de consumo y tenemos un aliado clave que es el Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Se ha creado una concejalía que es innovación social y que está siguiendo el proyecto muy de cerca con una implicación muy respetuosa.

Hemos hecho un primer sondeo con comercios y los hay muy interesados en la iniciativa. A nivel de particulares, contamos con un amplio abanico de personas registradas que ofrecen servicios muy variados, podemos alquilar desde un coche de época hasta hacernos la depilación láser. A parte de esto, vamos cubriendo bienes de consumo ordinario, de hecho una de las pruebas del juego es buscar todas las cosas que consideramos necesarias para la vida diaria.

¿Qué rol está jugando el Ayuntamiento más específicamente?

Iniciativas a nivel internacional, como Bristol o SoNantesabren el camino


Es un trabajo de apoyo. El primer apoyo del Ayuntamiento es presentar esto a la población en general y echar una mano en comunicación. Una vez que acabe el juego que será a finales de mayo, será la hora de sentarnos y ver cómo estructuramos algo conjunto que de verdad nos ayude a fijar los objetivos que para nosotros son más difíciles: la integración laboral es necesaria y necesitamos algo más estructurado.

En la universalización de una moneda local es un paso importante pagar impuestos, porque las personas entienden en ese momento que la moneda tiene la misma validez que un euro.

¿Existen casos internacionales donde esto ya exista?

Sí, en Bristol (Inglaterra) una ciudad de 400.000 personas se pueden pagar tasas locales con moneda local, el Bristol Pound.

En España es complicado, pero hay ciertas cosas como las multas, que se pueden pagar con servicios a la comunidad. Si tú te has ganado los chuskis con trabajos a la comunidad, podrías pagar las multas con chuskis.

Ahora se está planteando en Santa Coloma, que los funcionarios pudieran cobrar el 30% de su salario en moneda local. El 30% es el límite que pone hacienda para cobrar en especie.

¿Chuski?

Chuski es el nombre de la moneda, pero probablemente sea provisional y parte del juego sea elegir el nombre conjuntamente.

¿Habéis pensado en las características de la moneda?

Por ahora hemos pensado en una moneda electrónica, basado en el sistema Cyclos de STRO (Social Trade Organisation) que es muy flexible. Esto lo vamos a complementar con una libretita para que la gente que no sea tan amiga de la tecnología pueda participar en la iniciativa.

Si te imaginas la moneda dentro de 10 años, ¿cómo sería?

Que hubiese llegado que al 50% de la población lo viera como algo normalizado y que nos ayude a articular las cosas que creemos necesarias, la inclusión social, desarrollo del comercio local, y hay iniciativas a nivel internacional, como Bristol o SoNantes que nos abren el camino.

Genoveva López Morales  

Comentar