Categories

 

Portada > Economías > Políticas > Madrid toma la vía legal para cancelar...


Un sobrecoste de más de 247 millones en swaps

21 de octubre de 2015

Madrid toma la vía legal para cancelar productos financieros tóxicos

El Ayuntamiento de Madrid ha derrochado más de 247 millones de euros en swaps, un producto financiero tóxico vinculado a préstamos de tipo variable que fueron adquiridos durante el anterior Gobierno del PP. La cancelación de estos productos -en base a las condiciones que figuran en los contratos de adquisición- supondría, según calculan desde el área de Economía, un coste de 402 millones con cargo a las arcas municipales


Madrid toma la vía legal para cancelar productos financieros tóxicos
Trevor Huxham(CC)  

El concejal delegado de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, anunciaba el lunes que la administración emprenderá medidas legales contra seis entidades bancarias -BBVA, Bankia, Credit Agricole, Societe Generale, CaixaBank y Belfius Bank- con el propósito de rescindir los contratos de swaps, incluso cuando algunos tienen vigencia hasta 2020 y 2030.

Los swaps son un tipo de producto financiero que funciona como un “seguro” para cubrir riesgos a la hora de acceder a un préstamo de tipo variable y se asemeja a las famosas cláusulas suelo incluidas en la mayoría de hipotecas. Su efecto, según explicó Sánchez Mato en rueda de prensa, es “similar al que se produce cuando una familia firma un 4,5 % fijo y el Euribor está al 0,027%. Eso quiere decir que hasta el 4,5 se paga a fijo”.

Las entidades ofrecían los swaps como un seguro para cubrir al cliente de posibles subidas del Euribor. Así, el ayuntamiento podría beneficiarse de esta contratación siempre que el Euribor se situase por encima del interés fijo pactado con la entidad. Sin embargo, desde el momento de su adquisición el Euribor no ha dejado de bajar, lo que ha provocado que se dilapiden -hasta el 31 de agosto- un total de 247.605.736 euros.

La compra de estos productos financieros es una palpable consecuencia de la burbuja financiera y del despilfarro en obra pública e infraestructuras en el que incurrieron gobiernos de distinto signo durante la pasada década. Un efecto secundario de la especulación con dinero público que no deja de estar relacionado con el caudal de capital privado que costeó obras de dudosa necesidad y que la ciudadanía aún paga. De aquellos barros estos swaps.

La vía legal es la opción que queda al actual equipo de Gobierno para evitar este elevado trasvase de fondos públicos a la banca, ya que la cancelación sin litigio está blindada por contratos que establecen cláusulas de cancelación inasumibles. Sin embargo, como ha sucedido en otras ciudades europeas, es posible acogerse a resquicios legales en la redacción de estos para anularlos.

Carlos Sánchez Mato: “No tenemos constancia de que el ayuntamiento se haya beneficiado de los swaps”

JPEG - 55.5 KB
El delegado de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato / Ayuntamiento de Madrid

¿Os habéis planteado desde el ayuntamiento negociar la cancelación?
Sánchez Mato (SM): Se solicitaron las condiciones de cancelación a fecha 31 de agosto de estos productos. El precio de rescate de los contratos ascendía a más de 402 millones de euros. Evidentemente las entidades están muy cómodas con instrumentos que les garantizan ingresos elevados en un entorno de tipos de interés bajos. Por eso se los vendieron al Ayuntamiento. No van a renunciar a ellos sin aplicarnos una elevadísima penalización.

¿Reclamaréis la devolución del sobrecoste?
SM: Legalmente se están estudiando las posibles acciones judiciales para ver si se pueden anular y evitar pagos futuros, pero también para analizar si hay cláusulas que permitieran solicitar la nulidad para poder reclamar los pagos ya realizados.

¿Estos datos también incluyen los swaps que hayan podido contratado sociedades municipales?
SM: Los datos publicados hacen referencia a la totalidad de los contratos existentes tanto en Ayuntamiento como en sociedades públicas municipales. Parte de los swaps procedían de empresas mixtas (Madrid Calle 30) y 100% públicas (Madrid Destino).

Hemos conocido el caso del Ayuntamiento de Madrid -aunque existen precedentes en municipios más pequeños- ¿sabes si hay muchos más ayuntamientos que incurran en este sobrecoste?
SM: Sabemos que hay más municipios que los han contratado aunque, evidentemente, el importe de Madrid es el mayor.

¿Su contratación parte de una decisión de Gobierno o son adquisiciones impuestas por los bancos al reestructurar los préstamos?
SM: Estamos investigando el proceso de contratación. En todo caso, aunque haya sido regular la misma, la responsabilidad política no se puede obviar.

¿Se ha beneficiado el ayuntamiento en algún momento de este producto?
SM: No tenemos constancia de que el Ayuntamiento se haya beneficiado de los swaps.

Ana Encinas    El Salmón Contracorriente

Comentar