Categories

 

Portada > Economías > Fiscalidad > Los beneficios fiscales y políticos que...


La donación se hará a una falsa fundación de la que son dueños

4 de diciembre de 2015

Los beneficios fiscales y políticos que esconde la “donación” de Zuckerberg

El fundador y máximo accionista de Facebook, Mark Zuckerberg, ha anunciado recientemente que donaría el 99% de su fortuna, 45.000 millones de dolares, a fines benéficos. Pero realmente lo ha donado a una organización que el mismo ha fundado y que esconde una “trampa” al final de su nombre, las letras “L.L.C.”


Los beneficios fiscales y políticos que esconde la “donación” de Zuckerberg
Zuckerberg y Chan anunciaron la donación en un vídeo  

Tras el nacimiento de su hija, Max Chan Zuckerberg, el pasado día 1 de diciembre el fundador de Facebook Marck Zuckerberg y su pareja Priscilla Chan anunciaron la donación del 99% del valor de sus acciones en Facebook a fines benéficos a lo largo de su vida. Para ello, la pareja ha creado la “fundación” Chan Zuckerber Initiativa (CZI) pero, el nombre de fundación no es el más apropiado para el tipo de organización que han fundado ya que, al contrario que la fundación del ídolo de la infancia de Zuckerberg “Bill & Melinda Gates Foundation”, la CZI es una Limited Liability Company (LLC).

La LLC son estructuras organizativas con una regulación especial, pero que dista mucho de ser una ONG o una fundación benéfica. Aunque se pueda usar para usos benéficos, esta forma jurídica tiene muchas ventajas fiscales y políticas escondidas bajo una apariencia de ONG que el fundador de Facebook podrá usar en su propio beneficio personal.

Bajo la legislación federal fiscal de los Estados Unidos, la ONG deben gastar al menos un 5% anual de su capital en obras de caridad, pero una LLC no tiene este tipo de requerimientos y realmente tiene un funcionamiento similar al de una empresa o un fondo de inversión. Este tipo de empresa puede tener y repartir beneficios, al contrario que las ONG, además de dar un mayor control a sus dueños y una absoluta falta de transparencia.

El funcionamiento de este tipo de empresas les da a la matrimonio Zuckerberg la posibilidad de invertir dinero en empresas que puedan tener la etiqueta de “sociales” pero que les reporte beneficios económicos. De ese modo, la CZI podría invertir en grandes empresas de energías renovables o en empresas farmacéuticas que buscan la cura de alguna enfermedad con la excusa de ser un “fin social”, obtener dividendos y desinvertir cuando lo vean conveniente. O sea, comprar y vender acciones de empresas igual que lo haría un fondo de inversión de capital riesgo pero con ventajas fiscales y bajo una máscara social.

A todo esto se suma que los requerimientos y leyes en cuanto a la presentación de documentación fiscal y de funcionamiento interno son mucho más laxas que las que rigen las sociedades anónimas, lo cual convierten a este tipo de sociedades en instrumentos opacos para las administraciones públicas y el público en general.

Su patrimonio personal está protegido

Además, las LLC, funcionan de una manera muy similar a las sociedades anónimas en cuanto a la protección del patrimonio personal de sus dueños en caso de problemas judiciales. Si la nueva empresa del matrimonio Zuckerberg fuera demandada y tuviera problemas legales que provocaran el pago de indemnizaciones, el patrimonio personal de estos quedaría fuera de todo peligro, de igual manera que el riesgo de un accionista de una S.A. nunca compromete su patrimonio personal más allá del valor de sus acciones.

En cuanto al pago de impuestos se refiere, la CZI LLC no agrava con cargas fiscales a sus dueños y los beneficios obtenidos de ella, esos que en una ONG no existirían, tributarían como rentas personales en vez de tributar como beneficios de sus acciones en Facebook, lo cual será mucho menor dada la continua subida de valor de las acciones de dicha empresa. Para más inri, la sede fiscal de CZI se encuentra en el estado de Delaware, más conocido como “el paraíso fiscal dentro de EE.UU.”, donde las ventajas fiscales a las empresas lo han convertido en el destino preferido de las multinacionales que quieren pagar la mínima factura fiscal posible. En este estado se pueden encontrar pequeños bloques de oficinas donde residen los domicilios fiscales de más de mil empresas del mismo modo que ocurre en las Islas Caimán o en Andorra.

Instrumento para influir en la política

Otra de las principales ventajas de las LLC y a la que Zuckerberg le podría sacar un mayor rédito a largo plazo, es que entre las posibilidades que recoge este tipo de instrumentos para invertir su capital se encuentra la financiación de “causas políticas”. De este modo, la empresa del fundador de Facebook podría actuar como lobby de presión financiando campañas políticas lo cual, unido a la poca transparencia de la que gozan este tipo de empresas, puede convertirla en un útil instrumento a la hora de cambiar políticas o influir en las decisiones de cualquier gobierno.

En resumidas cuentas, el fundador de Facebook se ha sacado el dinero de un bolsillo para meterlo en otro donde pagará menos impuestos, tendrá que rendir menos cuentas, será menos transparente y podrá hacer de lobby influenciando a los partidos políticos. Todo ello bajo una falsa máscara de filantropía y caridad que le habrá servido como una perfecta campaña de marketing para limpiar su imagen pública.

El Salmón Contracorriente