Categories

 

Portada > Economías > Políticas > La libertad y la justicia dos caras de la...


27 de mayo de 2017

La libertad y la justicia dos caras de la misma moneda: la Democracia

La libertad es un derecho del ser humano y también un valor ético, quizás el más importante. En nuestra democracia existen muchas carencias, su origen el pacto entre facciosos, los restos del franquismo, y los llamados demócratas, dio origen a un sistema con graves defectos


La libertad y la justicia dos caras de la misma moneda: la Democracia

Dice Rousseau en el Origen de la Desigualdad: “Hubiera, pues, querido que nadie en el Estado pudiese pretender hallarse por encima de la ley, y que nadie desde fuera pudiera imponer al Estado su reconocimiento; porque, cualquiera que sea la constitución de un gobierno, si se encuentra un solo hombre que no esté sometido a la ley, todos los demás hallase necesariamente a su merced ; y si hay un jefe nacional y otro extranjero, cualquiera que sea la división que hagan de su autoridad, es imposible que uno y otro sean obedecidos y que el Estado esté bien gobernado.

…pues sucede con la libertad como con los alimentos sólidos y suculentos o los vinos generosos, que son propios para nutrir y fortificar los temperamentos robustos a ellos habituados, pero que abruman, dañan y embriagan a los débiles y delicados que no están acostumbrados a ellos. "Los pueblos, una vez habituados a los amos, no pueden ya pasarse sin ellos".

El presidente del Supremo Carlos Lesmes: La Ley está pensada "para el robagallinas" y no para el gran defraudador.

La jueza Alaya apartada de del escándalo de los ERES en Andalucía por decisión del CGPJ: "Los fiscales no mueven un dedo si no reciben órdenes desde Madrid"
Al ser preguntada sobre las grabaciones entre el expresidente madrileño Ignacio González y el que fue su homólogo valenciano Eduardo Zaplana en las que hablan de poner y quitar jueces, la magistrada afirmó: "Claro que mueven los jueces a su antojo. Yo estoy en la Sección Séptima porque no se me permitió quedarme porque el Consejo General del Poder Judicial votó unánime, PP y PSOE, y por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía".

Y si nos atenemos al espectáculo mediático al que estamos asistiendo en estos momentos, podemos aceptar sin miedo a equivocarnos que ambos tienen la razón.
Pero me temo que todo esto forma parte de nuestra cultura. Miles de años siendo pueblo esclavo ha podido llevar esa consecuencia. Dos muestras:

Proceso del tribunal de la Inquisición de Cuenca ocurre durante la última década del siglo XVI contra Beatriz de Padilla; vecina, de Arcos de Medinaceli (Soria).

Fernando VII fue recibido en Madrid por un pueblo que le esperaba con tal entusiasmo que, que los madrileños desengancharon los caballos del carruaje para arrastrarlo ellos mismos, en señal de adhesión. ¡Y todos gritaban “Vivan las cadenas!”. ¡Vivan las cadenas! Viva la esclavitud.

Y este quizás sea el principal problema que tenemos. Seguimos de alguna manera gritando, ¡Vivan las cadenas!

En nuestra democracia existen muchas carencias, su origen el pacto entre facciosos, los restos del franquismo, y los llamados demócratas, dio origen a un sistema con graves defectos, pero el más importante de ellos, el que está pervirtiendo y pudriendo nuestra convivencia, es la dependencia de la justicia del poder político. Y esto genera una sociedad carente de libertad.

El resto es necesariamente un problema de tiempo. Llevamos demasiado tiempo viviendo esclavos, toda nuestra historia, tendremos que aprender a vivir en libertad. Pero no podremos hacerlo mientras los granujas y delincuentes actúen con impunidad.

Sin justicia no hay libertad y sin libertad no hay justicia. Necesitamos un Poder Judicial absolutamente independiente, de cualquier posible injerencia política o social.
Hoy en día la alternativa de la izquierda progresista debería tener como programa dos puntos:

La democracia

  1. Desarrollar construir la independencia de los tres poderes. Judicial, legislativo y gobierno.
  2. Poner un proceso de reformas legislativos que permita la máxima participación ciudadana en la democracia.
  3. Poner en marcha programas educativos que generen ciudadanos libres. Capaces por ellos mismo de razonar y buscar su verdad.
  4. Anular las leyes que estén en contra de la libertad de expresión y prensa. (Ley mordaza).
  5. Desarrollar una ley de trasparencia que facilite el acceso a la información sin límite. No habrá secretos de estado.

Los derechos humanos

  • Desarrollar un conjunto de leyes que garantices el cumplimiento de la declaración universal de los derechos humanos.
  • Desarrollar políticas de colaboración internacional, impulsando el cumplimiento efectivo en todo lugar y tiempo de los mismos.

Eulogio González Hernández    Attac Madrid

Comentar