Categories

 

Portada > Alternativas > Cooperativismo > La economía social aragonesa recupera un...


VI Feria del Mercado Social de Aragón

28 de septiembre de 2015

La economía social aragonesa recupera un espacio público

En esta sexta edición de la Feria del Mercado Social de Aragón se han dado cita unas 65 entidades vinculadas a la economía social y solidaria de esta comunidad que han llenado de vida el Centro Social Comunitario Luis Buñuel, abandonado durante años por el Ayuntamiento de Zaragoza.


La economía social aragonesa recupera un espacio público
FOTO: AraInfo  

La novedad de esta edición ha sido el emplazamiento. El Centro Social Comunitario Luis Buñuel, situado en la Plaza de Santo Domingo de Zaragoza, ha sido el protagonista de esta Feria de la economía solidaria de Aragón al acoger durante todo el fin de semana las diversas actividades, talleres y conciertos que se organizan en este encuentro.

Desde el 15M se ha ido avanzando en la cesión del uso de este edificio abandonado por la Administración durante años. Son los vecinos y vecinas quienes han liderado la recuperación de este espacio público bajo el lema “Dale vida al Luis Buñuel”. De manera que, el haber organizado esta feria como el primer gran evento que inaugura este centro, ha resultado ser una metáfora de lo que pretende el Mercado Social al intentar reactivar la economía con valores éticos, sociales y medioambientales: “Por primera vez en mucho tiempo la gente puede volver a entrar en este espacio totalmente renovado y muy cuidado”, dice Macarena Fernández, de Coop57.

Se han movido unos 15.000 euros en venta directa de productos

Macarena, que también ha sido coordinadora del área amarilla “Cuidar: participar, construir” durante la feria, valora muy positivamente la experiencia de este año ya que “se ha ganado en presencia consciente”. Las ediciones anteriores se celebraron al aire libre en espacios céntricos muy visibles “pero la libertad que nos ha dado este nuevo espacio para organizar charlas, conciertos, comer tranquilamente o ubicar a las entidades por áreas de manera que se favorezca su intercooperación, se hacia mucho más complicado en la calle”.

A pesar del cambio de espacio, en un día y medio se han movido unos 15.000 euros en venta directa de productos como ropa de segunda mano, alimentación ecológica y libros, entre otros. “Una cifra muy superior a la de años anteriores”, comentan desde la organización, y que además solo refleja la venta de productos de una parte de las entidades participantes, aquellas que venden directamente al público. Otras, promocionan sus servicios, y por tanto, no generan ingresos monetarios en la Feria. Esta cifra pone de manifiesto el éxito de la visibilización de la economía solidaria de cara al público.

El tema principal de la feria ha sido el de los cuidados, de manera que, la disposición de los stands se ha organizado alrededor de 7 ejes: alimentar; arropar; soñar,viajar; comunicar, crear; aprender, jugar, recuperar; acompañar, facilitar; y participar, construir. Los cuidados se han visibilizado desde la imagen de los stands, en los que la creatividad e imaginación de los participantes ha hecho de la Feria y del espacio un lugar más bonito, hasta en el reparto de tareas entre las personas que han estado en la organización del evento.

La intercooperación como fortaleza del Mercado Social de Aragón

Para Susana Ortega, de la Secretaría Técnica de MesCoop, el gran éxito ha sido la alta participación de entidades, 25 más que el año pasado, entre empresas de inserción laboral, distribuidores de comercio justo, productores de agricultura ecológica y demás cooperativas que trabajan las finanzas éticas, la comunicación o la educación con criterios sociales y medioambientales.

Esta amplia oferta de productos y servicios hace viable un consumo responsable en la comunidad aragonesa, pero que tiene que seguir creciendo, ya que uno de los obstáculos que se detectan en este Mercado Social es que aún hay sectores por cubrir, especialmente, los que tienen que ver con los oficios tradicionales como la fontanería o la carpintería. “En esta Feria hemos creado muchos lazos entre entidades de Aragón y otros territorios como Madrid, pero hay que seguir enfocándose hacia sectores estratégicos y animar a otras empresas de Huesca y Teruel que trabajan con nuestros valores a que se sumen al Mercado Social de Aragón”, explica Susana.

El tema principal de la feria ha sido el de los cuidados

Durante estos dos días se han ido presentando algunos de los proyectos que ofrecen productos y servicios dentro de la economía solidaria de Zaragoza en diversos talleres y microcharlas para facilitar la intercooperación entre empresas de realidades territoriales distintas que trabajan en el mismo sector o su actividad económica puede ser complementaria.

Asimismo, las animaciones infantiles, las actuaciones musicales, o el concurso de tapas veganas han dado la nota más divertida y festiva a este encuentro porque “lo ludico también es parte de construir otra economia y así acercarla a la gente”, dice Susana. Además, este evento supone un importante momento de cohesión interna entre todas las personas que trabajan en la economía social y solidaria.

Esta feria ha estado organizada, como en ediciones anteriores por la cooperativa MESCoop, con la colaboración de REAS Aragón, PICH (Plan integral del casco histórico de Zaragoza), el Centro Comunitario Luis Buñuel y Alianza por el Clima, ya que muchas de las entidades que forman parte del Mercado Social de Aragón también están articuladas en torno a esta red para luchar contra el cambio climático y cuidar el planeta.

Si quieres ver fotos de la Feria puedes visitar el álbum "VI Feria del Mercado Social de Aragón" en nuestra página de Facebook.

Mariola Olcina Alvarado    El Salmón Contracorriente

Comentar