Categories

 

Portada > Cultura > La SGAE contra el informe que reformaría el...


Xnet filtra el documento

17 de febrero de 2015

La SGAE contra el informe que reformaría el copyright en Europa

A través de una filtración del buzón Xnet hemos conocido las observaciones que la Sociedad General de Autores (SGAE) ha realizado al borrador del Parlamento Europeo acerca de la reforma del copyright en Europa.


La SGAE contra el informe que reformaría el copyright en Europa

Desde Xnet, EDRi, Open Rights Groups y Copyright For Creativity consideran que el texto de la SGAE es "anacrónico y tóxico" y que organizaciones como esta "no siendo capaces de adaptarse a los nuevos modelos de negocio, están únicamente tratando de mantener su status quo".

Para estos activistas, es necesario dejar de pensar que el libre acceso y circulación de la información, cultura y el conocimiento "como algo que obstaculiza el crecimiento económico". Por el contrario, consideran que un modelo alternativo facilita la creación, el emprendimiento y la innovación, "que es lo que realmente impulsa el crecimiento social y económico", añaden.

Asimismo entioenden que las entidades de gestión son empresas y que tratan de perpetuar su modelo de negocio, "pero ya que es un modelo tóxico para el sector cultural en general", instan a eurodiputados y comisarios que "no se dejen influenciar por lobbies que intentan bloquear el desarrollo y la diversidad" en el ámbito de las actividades culturales.

Que la SGAE rechace frontalmente el borrador demuestra, a juicio de Xnet, que no estamos ante un interlocutor abierto a la discusión ni dispuesto a "emprender una reforma del copyright de manera constructiva y consensuada". Las principales objeciones que encuentran al documento de la SGAE son:

- La afirmación de que "la consulta de la Comisión sobre la reforma del copyright, con 11.000 participantes (uno de los más altos niveles de participación del año 2014) no es representativa de los intereses comunes de los ciudadanos europeos" y sugerir que "los únicos intereses válidos son los de las entidades de gestion es indignante" dentro de unas instituciones europeas que pretende ser democráticas y debería ser razón suficiente para no considerar a la SGAE de ningún modo un interlocutor.

- Las obras culturales que pertenecen a entidades públicas como universidades, museos o bibliotecas, deben circular bajo licencias que permitan un retorno para la sociedad que ya ha invertido para su producción. Por el contrario, la idea de imponer cánones sobre ellos muestra la desconexión completa entre la codicia de las entidades de gestión y el mundo real, donde la mayoría de las instituciones educativas están literalemente arruinadas y donde la gran mayoría del material es producido por las propias instituciones que ya se sustentan por dinero de las arcas públicas.
Ya hemos pagado y todo este material y tiene que permanecer accesible a los ciudadanos y más todavía a la investigación.

El canon que quiere imponer CEDRO y demás entidades de gestión, de cinco euros por estudiante, sumando millones por año y universidad, es una vez más indignante y además no contempla ninguno retorno al acceso público de los bienes culturales. En un agujero sin fondo.

- El mero hecho de pretender "reducir todavía más la libertad de los titulares de derechos de autor de renunciar voluntariamente a sus derechos" para que las entidades de gestión puedan quedarse con ellos, expone "su enorme e irracional codicia".

- Defienden los beneficios económicos de los derechos de autor "dentro de los límites de la lógica y la decencia". La idea de prolongar todavía más la protección del copyright sólo beneficia a entidades viejas e inmóviles, una vez más totalmente desconectadas del mundo real e incapaces de entender la velocidad del emprendimiento en la actualidad. Decenas de informes han ampliamente demostrado que un copyright prolongado en exceso es completamente antieconómico, antisocial y un freno a la innovación y a la cultura.

Mantienen además, respecto a las excepciones y limitaciones, que el habitual "argumento demagógico" de decir que las peticiones de la sociedad para la reforma del derecho de autor beneficia a las empresas de tecnología (argumento que suele abrir las puertas para establecer cánones inútiles en dichas empresas que terminan siendo pagados por los usuarios) es querer desviar la atención a un punto que no es el objeto de debate en este momento.

Por otra parte, alegan que es "necesario dejar una puerta abierta a las excepciones y limitaciones de los futuros ’usos justos’" que no son previsibles en este momento. "No entender esta necesidad demuestra una vez más la completa desconexión de las entidades de gestión del entorno digital muy rápidamente cambiante", mantienen, "y sobre el que pretenden legislar con absoluto desconocimiento".

En el caso de que el argumento de la SGAE pase por argumentar que las excepciones y limitaciones no son un freno, responden que "mucho emprendimiento online no pueden establecerse en España por la inseguridad jurídica generada y por los canones astronómicos impuestos por la SGAE y demás entidades de gestión". Ejemplos altisonantes como Google y Netflix sin ir más lejos, no pueden aguantar "este tipo de régimen gansteril", ha criticado Xnet, "menos todavía pueden hacerlo una infinidad de otros emprendimientos locales". Además, añaden que a los creadores no se les proteje obligándoles de facto a unirse a entidades de gestión, "violando así la libertad de asociación".

Consideran que lo que la sociedad civil está proponiendo es un sano equilibrio entre los derechos de los creadores y empresarios y los derechos de los ciudadanos a acceder a la información, la cultura y el conocimiento que es el único marco posible por un modelo económico sostenible del negocio cultural.
y abogan por una reforma del Copyright en positivo y seguirán presionando para contribuir a desmantelar la nueva Ley de Propiedad Intelectual del estado español, de la que han opinado que es "posiblemente la ley más estúpida del mundo".

La reforma positiva de la Ley de Propiedad Intelectual

La sociedad civil lleva años elaborando propuestas y contenidos concretos para sustituir los anquilosadas medidas y puntos de vista de nuestros representantes y conseguir un balance justo entre los derechos de los creadores y emprendedores y los derechos de la ciudadanía de acceder y compartir el conocimiento, la información y la cultura.

A juicio de Xnet, leyes y tratados internacionales contribuirán a terminar con "las principales aberraciones de la nueva Ley de Propiedad Intelectual" y lograr :

- Impedir que se vuelva atrás en el tema del canon
- Impedir que se restringa nuestro derecho a copiar
- Impedir el cobro desmesurado de las entidades de gestión, sus monopolios, cortijos y su corrupción
- Impedir la autoinculpación automática, una aberración que deniega la presunción de inocencia (así se ganó contra la Ley Sinde a pesar que reaparece en la nueva reforma)
- Defender y ampliar el derecho a citar
- Defender y ampliar el derecho de asociación y de ganar un sueldo digno por el trabajo que se desempeña
- Tal y como confirman varias sentencias, no se puede equiparar la circulación en Internet con la comunicación pública, (enlazar no es un acto de comunicación pública, según el TJUE, por lo que no se puede considerar una infracción del copyright)

Además, invitan a que las instituciones educativas, como gran fuente de creación y conocimiento, puedan hacerse cargo directamente de que el conocimiento que se crea y distribuyen entre sus paredes sea libre y a la vez equitativamente remunerado de entre todos las personas que lo crean sin que sea un negocio.

Aquí podéis consultar el documento:

El Salmón Contracorriente  

Comentar