Categories

 

Portada > Economías > Economía del Bien Común > La Economía del Bien Común continúa su crecimiento


Conclusiones de la II Asamblea del movimiento

7 de junio de 2015

La Economía del Bien Común continúa su crecimiento

En la actualidad, el movimiento de la Economía del Bien Común cuenta con 212 asociados. 2.032 simpatizantes registrados, 141 empresas con el Balance del Bien Común o en proceso de realizarlo. 4 asociaciones regionales (Cataluña, País Vasco, Canarias y Valencia) 23 Campos de Energía o grupos locales, con 75 nodos o comisiones de trabajo.


La Asociación Federal Española para el Fomento de la Economía del Bien Común (EBC) ha celebrado en Málaga su encuentro anual y Asamblea General, la segunda desde su fundación en 2013. Tras el encuentro, el movimiento finaliza su proceso de consolidación organizativa para afrontar una nueva etapa de crecimiento y confirmación de su presencia en la sociedad que permita un cambio económico real.

Además de las cuestiones estratégicas, se han abordado cuestiones formales como la aprobación de las cuentas y presupuestos, la promoción de un cambio estatutario, la generación de vías de financiación propias a través de las cuotas de los socios y la creación de un grupo de trabajo para desarrollar el Código Ético de la Asociación que será la brújula que marque el futuro del movimiento.

En la asamblea, también se ha confirmado el relevo de Valencia como sede de la Asociación (que por estatutos debe ser rotatoria cada 2 años) y pasará a ser Miranda de Azán, que además es el primer municipio en España en tener su Balance Municipal de la Economía del Bien Común.

Estado de las cuentas

Miranda de Azán, 1er municipio EBC, nueva sede de la Asociación


Según el informe de tesorería presentado en la Asamblea, en el año 2014 año atípico por se el primer ejercicio y por tanto sin referentes previos, las cuotas de socios han sido solo el 23% de los ingresos, circunstancia que se pretende que llegue consolidarse como la principal fuente de ingresos, que permita garantizar la independencia con respecto a ninguna institución u organización que no se considere dentro de los parámetros de la Economía del Bien Común. Para ello, ha sido necesario un cambio en los estatutos de la Asociación, y a partir de ahora el trabajo de la tesorería se verá apoyado con el asesoramiento de una gestoría fiscal contable externa que garantice la máxima transparencia sobre las cuentas de la Asociación.

En el capítulo financiero, se han aprobado las cuentas del año 2014 y se ha acordado un reparto de los ingresos para este año del 45% para el Campo de Energía local que ha generado el ingreso, 45% para la Asociación Estatal y el 10% para el movimiento internacional, lo que supone de facto el interés y la intención de crear estructuras supraestatales para el desarrollo del movimiento internacionalmente.

Objetivos 2015-2016

Para que la propuesta de la Economía del Bien Común cale en la sociedad, el movimiento se plantea un importante crecimiento cuantitativo: llegar a los 1.000 asociados y lograr un mínimo de 200 empresas con una semilla. Además, se está trabajando en avanzar con la divulgación en universidades, institutos y colegios, para la difusión y asentamiento de la EBC en los futuros profesionales. Trabajo hay por delante, ya que en la actualidad cuentan con con 212 asociados, 2.032 simpatizantes registrados, 141 empresas con el Balance del Bien Común o en proceso de realizarlo, 4 asociaciones regionales (Cataluña, País Vasco, Canarias y Valencia) 23 Campos de Energía o grupos locales, con 75 nodos o comisiones de trabajo.

Ojetivo 2016: llegar a los 1.000 asociados y 200 empresas EBC


Desde el movimiento aseguran que se está dedicando mucho esfuerzo a la gestión de la documentación, unificación de formatos y de criterios etc. En estas labores de organización se ha invertido mucho tiempo debido a la intencionalidad de crear una estructura muy horizontal y transversal, colaborativa y potenciadora del conocimiento colectivo. Parte de esos retos se vuelcan en una nueva plataforma tecnológica, visualizada a través de la web como portal de la Economía del Bien Común en español y que será, no solo un escaparate, sino una herramienta que se convierta en espacios de comunicación para los distintos perfiles y las distintas áreas.

La Asociación, que cuenta con vocalías tan poco habituales en las organizaciones como es la vocalía de “Participación democrática y transparencia”, tiene la vocación de convertirse en un referente y un modelo organizativo para otras instituciones. Dentro de este marco, se aprobó un nuevo modelo de gobernanza que pretende ser inclusivo y respetuoso con todas las sensibilidades y necesidades de socios, simpatizantes, voluntarios, etc.

Otros aspectos trascendentales en clave en la eficiencia de en la vida asociativa son la aprobación de la obligatoriedad de las cuotas de socios en la asamblea extraordinaria tanto como persona física como jurídica para poder votar en las decisiones estratégicas de la asociación, la necesidad de que una persona pueda ser elegible para un cargo de representación con un mínimo de tiempo como asociado, y la posibilidad de expulsar a las personas que hagan un mal uso del nombre o la identidad visual de la asociación. No sin polémica, estos aspectos han sido considerados mayoritariamente como necesarios para garantizar la independencia ideológica y económica del movimiento, que debe ser apartidista y garantista de la promoción de las empresas y organizaciones que demuestren su implicación, haciendo su Balance.

El Salmón Contracorriente  

Comentar