Categories

 

Portada > Cultura > Julian Assange: “Google tiene más poder que la...


Presentación en Madrid de ’Cuando Google encontró a Wikileaks’

4 de diciembre de 2014

Julian Assange: “Google tiene más poder que la iglesia católica”

La conclusión que Assange extrae en “Cuando Google encontró a Wikileaks” es clara: ese día no se reunió con representantes de Google, sino con representantes del Gobierno de Estados Unidos



La sala María Zambrano del Círculo de Bellas Artes de Madrid se llenó ayer para acoger la presentación de la edición española del libro de Julian Assange “Cuando Google encontró a Wikileaks”, editado en nuestro país por la editorial En Clave Intelectual.

El acto contó con la presencia online del propio Assange, que conectó con la sala por vídeoconferencia para contestar las preguntas de cuatro periodistas: Carlos Enrique Bayo, de Público, Javier Gallego, de Carne Cruda y eldiario.es, Héctor García, de El Confidencial y Jacobo Rivero, de InfoLibre.

En 2011 y encontrándose bajo arresto domiciliario en Norfolk (Inglaterra), el fundador de Wikileaks mantuvo una entrevista de tres horas con el entonces presidente de Google, Eric Schmidt, a la que también acudió Jared Cohen, miembro de Google. El encuentro fue definido por Assange como una charla amistosa. La mejor y más profunda entrevista concedida sobre Wikileaks.

Sin embargo, en 2013 Schimdt y Cohen publican “The new digital age”, el libro resultante de la entrevista y en el que destacan dos claves: organizaciones como Wikileaks son peligrosas para la ciudadanía occidental y, en base a ello, se propone que este tipo de publicaciones sean supervisadas por el Estado. La respuesta ha llegado, otra vez, en forma de libro. Un libro escrito por Julian Assange y que desmonta estas dos premisas, analizando los lazos que unen al gigante Google con el entramado de seguridad y defensa del gobierno estadounidense.

La conclusión que Assange extrae en “Cuando Google encontró a Wikileaks” es clara: ese día no se reunió con representantes de Google, sino con representantes del Gobierno de Estados Unidos. Según ha contado el autor, Google influye internacionalmente a todos los niveles, no sólo como buscador. Después mencionaba que este es un hecho que también sucede con otras empresas, haciendo referencia a las relaciones del Gobierno de Obama con Facebook.

"Google se fundó con dinero de los servicios de defensa estadounidenses”

La Unión Europea debate ahora si divide los negocios de la multinacional, separando la actividad del buscador del resto de servicios comerciales que la marca ofrece. En relación con esta cuestión, Carlos Enrique Bayo preguntó a Assange si considera que Europa es capaz de frenar la actividad de Google en Internet, a lo que el australiano contestaba que, desde luego, la Unión Europea tiene el poder pero no la independencia. Julian Assange afirmó que Google es el lobby número uno en Washington DC y duda de que la estructura de la Comisión Europea sea capaz de soportar la presión de la empresa. “Si se quiere regular hay que hacerlo rápido, antes de que Google cree influencia”, aseguró.

La colaboración de Google con el Gobierno estadounidense, según el portavoz de Wikileaks, consiste en una acción de dos pasos: creación de cebos para los usuarios y, a partir del uso, la empresa colecciona información. Después, esta información es filtrada al Gobierno de Estados Unidos. La relación dataría desde,al menos, el año 2002, “aunque quizá viene desde antes, porque se fundó con dinero de los servicios de defensa estadounidenses”, contaba a través de la vídeoconferencia.

A nivel social existiría una relación estrecha con el departamento de política exterior, trabajando desde Washington en los planos ideológico y tecnológico. En concreto, ha detallado que existen personas trabajando en Google que ya lo habían hecho para Hillary Clinton. Además, vaticinaba que Google será una importante herramienta para afrontar las próximas elecciones en Estados Unidos.

“Google es ahora más poderoso de lo que lo fue nunca la iglesia católica” fue una de las frases más contundentes de Assange, que luego añadía que, sin embargo, Internet se ha tornado una importante herramienta revolucionaria, sobre todo para los jóvenes. La democratización de la red, donde las personas pueden compartir conocimiento y expresar sus ideas de manera más libre es una válvula de escape que deja lugar a cierta esperanza, aunque “corremos el riesgo de que toda esta información favorezca una integración vertical y surja un líder que controle un 80% de la cuota de mercado”.

Assange insta a los países de habla hispana a apostar por la soberanía informática, ya que opina que la población de estos lugares está más integrada que la Unión Europea, sobre todo por cuestiones de idioma. Además, declaró que la ciudadanía vive sumida en la ignorancia, consecuencia del secretismo y de la complejidad de este tipo de informaciones.

Julian Assange permanece en la embajada de la República Ecuador en Londres desde 2012, cuando solicitó asilo político. El Reino Unido y la ONU ya han reconocido que está sometido a una situación injusta y espera que su situación cambie cuando el próximo año se celebren elecciones en Inglaterra.

Ana Encinas    El salmón contracorriente

Comentar