Categories

 

Portada > Cultura > ’España se escribe con B’, la webserie sobre...


22 de noviembre de 2014

’España se escribe con B’, la webserie sobre corrupción

Juanma Caurin y Eugenio Ciscar tienen 23 y 28 años, respectivamente, y son de Valencia. El primero es graduado en Publicidad y Relaciones Públicas y cursa el último año del grado en Periodismo. Eugenio es técnico superior en realización de audiovisuales y graduado en Comunicación Audiovisual que actualmente trabaja como freelance.

Ambos han unido esfuerzos y realizan una serie de documentales sobre la corrupción en España: ’España se escribe con B’. Ya han estrenado el primer capítulo, que se centra en la Comunidad Valenciana y puedes verlo al final de la entrevista. Ahora están inmersos en la producción del segundo, que esperan poder financiar a través de crowdfunding y que explicará los abusos que han tenido lugar en Andalucía.



Dos personas solas, con escasa financiación, deciden realizar una serie de documentales sobre corrupción ¿Qué motivos os llevan a afrontar un proyecto tan ambicioso? ¿Cómo empieza este proyecto y de dónde surge la idea?

La idea surge ante la pasividad que crea ver diariamente en los medios de comunicación cómo se destapan nuevos casos de corrupción en casi todas las Comunidades Autónomas de España. Estaba empezando a ser algo normal, por lo que decidimos crear un nuevo formato de webserie donde explicar los casos de corrupción de forma cercana y fácil de entender, para todo tipo de público.

Pensamos en explicar la corrupción por Comunidades Autónomas, ante el gran número de casos que ya existían y que siguen destapándose en la actualidad. Decidimos empezar por la Comunidad Valenciana porque los dos somos de Valencia y los costes de producción se disminuyen notablemente. Desde un inicio pensamos en hacer un primer capítulo donde mostrar la dinámica de la webserie y luego buscar financiación para seguir por el resto de Comunidades.

¿Qué podemos encontrar en vuestros documentales que no estemos acostumbrados a ver en algunos de los programas de investigación semanales que abordan el tema de la corrupción en nuestro país?

Ambos somos consumidores habituales de documentales y reportajes televisivos, pero sólo encontrábamos programas completos sobre un caso en concreto o, en la gran mayoría de casos, demasiado extensos para que lo pueda ver cualquier espectador. El problema de esto es que la gente olvida las cosas muy fácilmente y tu trabajo puede quedar en nada.

La idea es que la gente conozca de forma breve y sencilla cuáles son y en qué consisten los mayores escándalos que han ocurrido a su alrededor. De un vistazo, puedes conocer las prácticas más irregulares que existen en una región. Esa sencillez y esa didáctica es la que puede diferenciarnos, si cabe, de otros proyectos audiovisuales.

Por eso decidimos condensar en aproximadamente 50 minutos los casos de corrupción mas importantes de cada comunidad, sólo cuando ves todos los casos en conjunto eres consciente de la magnitud que alcanza este problema. Intentamos que sea muy visual y no abusar con cortes excesivamente largos, queremos que no cueste ver un capítulo completo pese a que son 50 minutos. Además, en los diferentes casos intentamos mostrar o recordar cosas y anécdotas que no son secretas, pero que la gente desconoce y que te hacen ver hasta dónde llega la corrupción.

Es raro que una institución sea transparente con la información pública, ¿cómo os habéis documentado?, ¿ha sido difícil el acceso a la información?

Es difícil aportar algo nuevo porque en corrupción ya está todo dicho. Toda la información que aportamos no es exclusiva ni confidencial, ya que ha sido publicada en diferentes medios de comunicación. El problema de todo esto, es que la ciudadanía ha estado muy despegada de los medios y no se ha interesado mucho por lo que estaban haciendo con nuestro dinero. Lo que hacemos nosotros es investigar los diferentes casos, y tratar la información que obtenemos para introducirla en un formato audiovisual que sea más eficaz para llegar a toda la población.

En la Comunidad Valenciana es prácticamente imposible encontrar información a través de las instituciones políticas porque son totalmente opacas. Existen cláusulas de confidencialidad en contratos públicos y el Gobierno niega la entrega de facturas a la oposición.

En nuestro caso, hemos podido recabar información a través de los medios que informan de la actualidad diaria. Pero son los entrevistados los que le han dado vida a este proyecto, porque siempre te cuentan algo que desconoces, alguna anécdota, algún comentario en privado, y eso es lo que aporta de verdad. Ellos son algunos de los muchos que fiscalizan la actuación del Gobierno y los que se enfrentan a ellos. También hay que reconocer la gran labor de Sergi Castillo (que aparece en este primer capítulo), y su libro “Tierra de Saqueo”, una gran dossier que retrata la gran estafa que ha sufrido la Comunidad Valenciana.

¿Cuál ha sido el mayor problema al que os habéis enfrentado durante la producción de la serie de documentales?

La mayor dificultad en este proyecto está en la preproducción de cada capítulo. En una región con este grado de corrupción hay muchos casos y es muy difícil decidir cuáles contar. Además, son casos sin una sentencia firme en los que las investigaciones van avanzando. Nuevo autos, nuevas imputaciones, por lo que es probable que la información que has realizado se quede obsoleta. Al final llega un punto en que debes decir basta, porque si no, no acabas nunca.

Como anécdota, en el rodaje de este primer capítulo la policía nos pidió la documentación cuando grabábamos en la vía pública por los alrededores de Las Cortes Valencianas, argumentando que era “un sitio un poco especial”. Lo más curioso fue que ese mismo día habíamos estado dentro de Las Cortes haciendo una entrevista. Además, mientras nos identificaban, unos periodistas de La Sexta se encontraban a nuestro lado cubriendo la noticia. Increíble.

Habéis empezado una campaña de crowdfunding para financiar el siguiente capítulo ¿cómo financiasteis el primero?

Este primer capítulo se ha realizado con un presupuesto mínimo, ya que ha sido financiado por nosotros mismos y han colaborado varios compañeros de forma altruista. Al ser de Valencia, tuvimos la posibilidad de sufragar los gastos que se derivaron de su producción. Por ello decidimos realizar el capítulo piloto, para que la gente pudiera ver lo que hemos hecho y juzgara si este proyecto merece continuar.

Por ello elegimos crowdfunding. Este es un proyecto de la gente y para la gente, ya que la corrupción es un problema que nos afecta a todos. Si la gente cree que esa primera entrega es merecedora de una segunda parte, nosotros estaremos encantados de ofrecérsela. Además, este tipo de financiación te permite informar de forma independiente sin ningún tipo de censura o restricciones. Nos permite elegir los casos que nosotros creamos conveniente y qué decir de cada uno de ellos. Así, nadie nos puede decir lo que tenemos que hacer.

¿Hasta dónde queréis llegar? ¿Cuántos capítulos? ¿Qué ciudades?

Queremos llegar a toda España, dedicando un capítulo a cada una de las Comunidades Autónomas de nuestro país. Pero sabemos que eso no depende de nosotros. Necesitamos de la gente para financiar nuestro proyecto. De ellos depende el futuro de ’España se escribe con B’.

Una vez explicada la corrupción en la Comunidad Valenciana, nuestro objetivo máximo es centrarnos en otro de los grandes focos de corrupción en España: Andalucía. Pasamos de una región donde la corrupción salpica a un Gobierno del Partido Popular, a otra en la que se ven afectados los altos cargos del Gobierno socialista. Es la idea que queremos mostrar. Queremos enseñar que la corrupción no entiende de partidos políticos, supera todo eso. Por ello, queremos mostrar los diferentes colores que tiene la corrupción en cada Comunidad, sin importar qué partidos políticos se vean afectados.

Habláis de la creación de una web de referencia en material sobre corrupción, explicadnos un poco más. ¿Tendrá materiales de otras fuentes? ¿Tendréis algún buzón anónimo para poder publicar nuevos materiales?

Queremos crear una web documental a la que la gente pueda acudir cuando busque información sobre asuntos relacionados con la corrupción. Muchos de los periódicos informan sobre la actualidad de los escándalos que van surgiendo, pero pocas publicaciones hablan exclusivamente de esta temática y con diferentes formatos audiovisuales.

Nos gustaría crear un espacio físico donde residan los diferentes capítulos de la serie, pero también donde se pueda seguir la actualidad sobre los casos que hemos tratado y los nuevos que vayan surgiendo. Además, queremos desglosar cada uno de los casos para que los interesados puedan ver solamente el vídeo que quieran o necesiten. Tenemos material muy bueno que se nos ha quedado en el tintero. Así que realizaremos reportajes individuales de cada caso con material inédito que no se ha podido introducir en el documental.

¿Trabajáis en colaboración con plataformas ciudadanas u otro tipo de organizaciones?, ¿cuáles?

Ahora mismo no contamos con ninguna colaboración directa con ninguna organización o plataforma claramente definida. Pero sí hemos tenido contactos con alguna organización o algunos grupos de personas que también realizan acciones sociales o de protesta que se han interesado por nuestro proyecto.

Así pues, estamos abiertos a cualquier tipo de colaboración en la difusión de nuestros contenidos, en la financiación de proyectos, o en colaboraciones puntuales para cosas concretas, pero actualmente nos valemos solamente de las redes sociales para intentar llegar al mayor número de personas posible.

Siguiente capítulo: Andalucia ¿Nos podéis adelantar algo sobre los contenidos?

Actualmente estamos centrados en la búsqueda de financiación para el segundo capítulo. No podemos decir nada porque aún no podemos afirmar al 100% que se realizará. Todo depende de la gente. Pero bueno, si hablamos de Andalucía no es muy difícil saber algunos de los casos que pueden entrar en el siguiente episodio, como por ejemplo el caso de los ERE y en el que ya llevan más de 200 imputados.

El Salmón Contracorriente    España se escribe con B

Comentar