Categories

 

Portada > Economías > Comunicación > ¿Es posible un periodismo económico y social?


Crónica del debate sobre #OtraPrensaEconomica

19 de junio de 2015

¿Es posible un periodismo económico y social?

El debate: ¿Es posible un periodismo económico y social en las páginas salmón? se celebró el pasado sábado 13 de junio, en la III Feria de Economía Social y Solidaria, y estuvo organizado por el Mercado Social de Madrid, Punto Abierto, Periódico Diagonal y El Salmón Contracorriente


¿Es posible un periodismo económico y social?
ESC  

El IBEX 35 cae un 0.53%, la prima de riesgo sube al tope en un año y supera a la italiana, China es la segunda economía que aporta al PIB mundial... Estos son los titulares que solemos encontrar en las páginas salmón. El concepto de prensa está ligado necesariamente con dos más, el de ciudadanía y el de información. Juntando los tres términos podemos obtener la siguiente fórmula: “la prensa está para informar a la ciudadanía”. Dentro de esta máxima, las páginas salmón tienen una misión más específica: informar sobre economía a la ciudadanía. Sin embargo, ¿qué es eso del IBEX, la prima o el PIB? ¿Es necesario estudiar antes un curso para leer y entender las páginas salmón? ¿Es posible hablar de otra economía en esta sección? ¿Es el enfoque las páginas salmón tradicionales el más adecuado? ¿Ha afectado la “omnipresente” crisis al periodismo económico?

¿Quién decide qué es economía?

“¿A qué público se ha dirigido la prensa económica tradicional? A grandes grupos empresariales, pero la economía es lo que nos rodea, no solo el IBEX", dice Yago Álvarez, economista y socio-fundador de El Salmón Contracorriente. No solo él, Luis Baratas, de Eko TV, complementa esta perspectiva: “El enfoque más útil es el que ponga en el centro a las personas”. Estas ideas se pueden relacionar con la consigna feminista de poner “la vida en el centro” y, bajo este prisma, la vida debe ser el centro de la economía. Alicia Rius, de la Red de Economía Social Feminista, ahonda en esta idea y destaca que "en primer lugar, hay que dar valor a todo aquello que no se intercambia por dinero".

"Hay que acabar con el periodismo de cortesía y aprender a molestar", David Page

Porque la economía no es solo el valor monetario de las cosas, sino que la autogestión es economía, los cuidados también lo son y la economía social y solidaria también es economía. Sin embargo, existe un problema formal para poder poner la vida en el centro, y es la jerga. Términos como "burbuja inmobiliaria", "inflación", "PNB", etc. es la manera que tiene el periodismo económico tradicional de alejarse de la gente común. Desde la fila 0, Xavier Caño, de ATTAC, comenta que "la jerga económica se ha creado para que no entendamos la economía". Y, según José F.Leal, del Blog Billonarios de El Mundo, el motivo de esta jerga es que “no interesa una sección de Economía fuerte a los grandes medios”. Por ello, “hay muchas barreras para acceder a la información”, sentencia el periodista. Además, añade que "la quiebra ha vaciado las secciones de economía y a los medios les viene bien que se vayan los veteranos", porque el modelo empresarial de los grandes medios también ha influido en la calidad informativa.

María Eugenia Callejón, de Economistas Sin Fronteras, concluye que "el problema es que en los grandes medios predomina el discurso del pensamiento único" y Pablo Elorduy, de Periódico Diagonal, añade que, para salirse de esta homogeneidad informativa, "hay que hablar del rearme del neoliberalismo con mecanismos como el TTIP (Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones), que no es otra cosa que un golpe de estado de las multinacionales. Hay que hablar de cosas como esa, en las secciones de economía”. Este es el tipo de información que solemos encontrar en los mal llamados "medios alternativos". David Page, de Sabemos, destaca la idea de que “el periodismo económico debe ser social porque la economía es social desde cualquier punto de vista". Desde esa perspectiva, el público saca sus primeras conclusiones, y es que para conocer cómo funcionan las relaciones de poder en el mundo, hay que conocer la economía. Y el elenco de periodistas que participó en la mesa coincidió en que hay que cuestionar el periodismo que se ha hecho durante las últimas décadas y crear nuevas maneras de informar, y nuevas estructuras desde las que reinventar el periodismo. Solo este pensamiento explica la aparición de tantos nuevos medios que se dedican al periodismo económico y social.

¿Cual es el papel de los nuevos medios?

Juan Pedro Velazquez-Gaztelu, de Alternativas Económicas, encuentra un problema en la financiación de estos nuevos medios: “Encontramos una falta de recursos. Necesitamos el apoyo de los lectores, del ciudadano, ya que si no pagamos nosotros lo hará el Corte Inglés, Iberdrola...” y no solo esto, ya no sabemos quien está detrás de los medios y vivimos en un nuevo modelo de negocio en el que hasta Disney Land puede tener acciones de una empresa de comunicación. José F.Leal, de El Mundo, añade: “Es interesante saber quien está detrás de los medios, la propiedad, la autoría; que cada vez es más difícil de saber. El "quién" no está en la prensa económica tradicional, pero hay que indagarlo". A este respecto, David Page sentencia que "hay que acabar con el periodismo de cortesía y aprender a molestar".

Otro de los grandes problemas de la prensa es su vinculación con la publicidad y con la perspectiva del lucro; los medios se conciben como una forma de negocio, y por tanto, la información es un producto que se compra y se vende. El Presidente de ADICAE, Manuel Pardos, cuenta desde la fila 0 una anécdota: "un amigo periodista me decía que los jefes de redacción les piden morbo. Y así no se puede informar. El sistema quiere que leamos economía, pero la economía que ellos quieren”. En este sentido, Mariano González, de Ecologistas en Acción, añade que "de lo que deberían hablar los medios masivos es del agotamiento del petróleo y la grave crisis que esto va a causar, pero están muy ocupados con la caída del IBEX 35".

¿Cómo ha afectado la crisis económica a los medios de comunicación y a la forma de hacer periodismo?

Hablando de caídas, trasladamos la crisis económica a los medios de comunicación. Aquí las posturas de los profesionales son más dispares: Juan Pedro Velázquez-Gaztelu considera que “la crisis ha sido un punto de inflexión en los medios de comunicación. Ya nada será igual”. David Page encuentra esa chispa de positividad al asunto: “La crisis ha favorecido a que temas como la pobreza se cuelen en las páginas económicas”. Yago Álvarez sentencia: “Para los medios de comunicación de masas no ha cambiado nada con la crisis, siguen haciendo el mismo periodismo económico” e ilustra esta idea con un ejemplo que concluye el debate: "Desde los medios masivos se ahonda en la idea de que la crisis es una consecuencia de la corrupción pero el verdadero culpable de la coyuntura económica en la que nos encontramos es el sistema capitalista. Es el neoliberalismo el que nos lleva a la desigualdad y a la pobreza y desde los medios hay que empezar a señalarlo y hablar de cuales son las alternativas. Ese debe ser nuestro papel”.

Una sociedad es fuerte si sabe sujetar a los más débiles y para que una sociedad sea fuerte, necesita estar informada.

María Pérez García    El Salmón Contracorriente