Categories

 

Portada > Alternativas > Movimientos Sociales > Eroles, un proyecto integral para un cambio...


La transformación social que propone este pequeño pueblo de los Pirineos

17 de agosto de 2015

Eroles, un proyecto integral para un cambio integral

Eroles es un pueblito pequeño en medio de los Pirineos. La vida es tranquila. Pero allí se está cociendo algo. Un grupo de activistas se ha juntado para promover acciones de cambio y hacer propuestas integrales para la próxima Cumbre de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015, la COP 21.


Eroles, un proyecto integral para un cambio integral

Eroles surgió del deseo colectivo de cambiar los comportamientos globales enraizados en el capitalismo, el cual está basado a su vez en el individualismo y el consumo, y que ha causado con el tiempo una separación fatal dentro de nosotras, entre nosotras y con la naturaleza. El sistema en el que vivimos, obsesionado por el crecimiento y la producción constante, desestima el tiempo dedicado a los procesos de escucha, de colaboración, de reflexión y experimentación. Las activistas de Eroles se dieron cuenta de que muchas veces las respuestas de los colectivos sociales son tan rápidas y reactivas como el sistema que estamos intentando cambiar, llevándonos a veces a escenarios de cansancio, frustración y agotamiento.

En Eroles se han planteado cambiar esta forma de hacer activismo usando la comunidad, el arte, los procesos de diseño colaborativo y herramientas creativas como una plataforma de aprendizaje de nuevas formas de ser y hacer.

"El proyecto tiene varias capas", nos cuenta Ruth Cross, una de las personas que estuvo en el proyecto desde el inicio. "En primer lugar, poner en práctica nuestros principios, viviendo en comunidad, tomando decisiones de manera comunitaria y de manera sostenible, y aprender de las dificultades que surgen, ejercitando la colaboración como proceso de toma de decisiones e interiorizando y aprendiendo los valores y prácticas que esto conlleva. Creemos que la transformación social parte de una deconstrucción y transformación personal. Creemos en la colaboración como herramienta y principio fundamental de la sociedad igualitaria, sostenible y con sentido que queremos ver en el futuro. Los vehículos que usamos para expresar nuestros deseos de futuro se ven reflejados en el trabajo que muchas realizamos en el marco de la justicia medioambiental y la justicia social. Esta experiencia de vida en comunidad de reflexión y creación, queremos que que también se refleje en acciones que tengan un impacto fuera de la residencia".

En esta línea el colectivo Eroles acudió a la Frakampada en Vitoria el pasado mes Julio, donde impartieron talleres de pensamiento creativo y artístico para la acción social o enfoque sistémico para un activismo sostenible y efectivo y se han puesto en contacto con otros colectivos para acudir a la Cumbre de París donde van a crear una residencia bajo los mismos principios.

De la Frakampada a Parías y más allá

Cada semana dedican un día a la Cumbre para recoger ideas de cada persona que ha participado en el proyecto. La visión es muy interesante, ya que por Eroles han pasado personas que trabajan en todas las disciplinas, desde organizaciones sociales mediaombientales, artistas, ecólogas, escritoras.... Su objetivo es ofrecer una mirada sistémica al cambio climático, vinculándose con otros colectivos y disciplinas en París para desarrollar una comprensión más completa de la problemática y por tanto una visión conjunta de las propuestas de acción. Asimismo los valores de comunidad, de colaboración y de creación de sus intervenciones buscan generar una propuesta diferente de acciones que inviten a la población a reflexionar y participar conjuntamente ante una situación climática que nos necesita a todas y nos afecta globalmente.

"La transformación social parte de una deconstrucción y transformación personal


Uno de los aspectos más interesantes del proyecto es ver cómo la gente florece cuando se crean espacios de confianza. "Me asombra cada vez que lo veo, cuando un proyecto es capaz de sacar lo positivo que tenemos gracias a la creación de espacios abiertos y tolerantes basados en la generosidad y la confianza, y que permiten una verdadera libertad de expresión y una forma diferente de relacionarse. Es una transformación en la forma de estar, que te llevas dentro" comenta Ruth.

En Eroles no paran de sorprenderse unas a otras. "Ver las reacciones de directores de teatro que empiezan a descubrir la vertiente social y reivindicativa que su trabajo puede tener al encontrarse con activistas sociales, y ver a gente, que nunca ha explorado con su cuerpo o artes visuales, jugar, improvisar y meterse más en esa parte de sí mismos es una experiencia impresionante".

Han acudido directores de teatro, activistas de "reclaim the power" y el movimiento antifracking, activistas de justicia medioambiental, personas especializadas en enfoque sistémico aplicado a organizaciones sociales, una persona que trabaja con la voz que ha puesto especial énfasis en la voz como herramienta política, una economista, bailarines... muy variado. "En agosto esperamos un físico cuántico taoísta, una psicóloga holística y una consultora de desarrollo organizacional que se suman al elenco de diversidad que habita la casa" nos puntualiza Ruth.

La idea es recolectar lo que hemos vivido, tanto en la frakampada, en la COP21, como los aprendizajes de la vida comunitaria y las experiencias de cada semana para hacer una guía metodológica que pueda servir a otros colectivos para montar centros de reflexión y acción similares. También queremos recoger herramientas prácticas que el mundo social o del arte puedan usar para enriquecerse entre ellos.

La intención es que el proyecto no quede en la COP21, sino intentar seguir más allá generando espacios innovadores interdisiplinares y experienciales que nos ayuden a poner en práctica formas de ser y estar para el futuro. En Eroles siguen recibiendo gente. Crearon al inicio un crowdfunding que han conseguido para poder financiarse y llevar a cabo el proyecto, y ahora esperan a nuevas/os activistas que quieran acercarse.

Genoveva López Morales y María Llanos  

Comentar

3 Mensajes
  • oscar julio 18 de agosto de 2015
    00:48

    Hola ...Felicitaciones por emprender esto y quisiera saber como asocian la actividad del colectivo con las realidades políticas y administrativas de su ciudad o región o ambas mejor..Me gustaría conocer más y de ser posible participar en algún tema que planteen.

    Responder a este mensaje

  • Ángel 11 de diciembre de 2016
    23:29

    Hace un par de años estuve en Eroles con mi mujer e hijo en una visita para conocer pueblecitos de la zona.
    Fue una sorpresa ver que varias casas del pueblo estaban okupadas por jóvenes. Lo que en su día sería un pueblo encantador lo han convertido en un vertedero donde imagino a nadie le preocupa el orden y limpieza. Las casas las han acondicionado con ventanas y parches que supongo habrán recogido de los contenedores de Tremp u otro pueblo. Si el espíritu Okupa y vuestros proyectos son lo que se refleja en Eroles...por favor, no lo extendáis por otros pueblos de Catalunya, mejor en ruinas que con vuestra basura. Y os lo dice alguien joven, de mentalidad abierta pero comprometido con su entorno.

    Responder a este mensaje

  • tom 3 de febrero
    20:37

    Hola boys´n girls .Qué es lo que piensa de lo siguiente ? Sé trata de Nietzsche , Hegel , Joyce , Marx y otras..

    https://www.youtube.com/watch?v=WR3EO0d6xR0

    Estuve - o mejor digamos - tenía yo la suerte de acompañar a unos de los "Erolesianenses Cubensis" (puede que mi castellano se ha empeora´o algo mas de solamente un poco) del principio , tal cómo fueron las de La Cal Cansat, el Martín y Angél , El Chechu - el pequeño - ma main mane (ojo retruécano) Sergió - con su congenial activista El Peque (hey Peque - no sé sí jamás hemos intercambiados nuestros nombres verdaderos) de acerca de Pobla de Segur (qué nombre mas ...) - - -La Carol y por supuesto La José y algunos mas.
    Todavía hay alguien qué esta por allí.
    Es el tom - o comó vosotros lo estabaís pronunciando en dos mil uno hasta tres (cosas se mejoraran a partir de 2004) — el tong - él quién esta escribiendo. Qué todo sale bien en vuestros actividades

    @peque ´n chechooo: me pillas @ tom.klopfergmx.de

    Responder a este mensaje

Añadir otro comentario