Categories

 

Portada > Economías > Economía Social y Solidaria > El escaparate y espacio de reflexión de un...


Feria de Economía Solidaria de Cataluña

19 de octubre de 2015

El escaparate y espacio de reflexión de un sector en auge

Mostrar el dinamismo de la economía solidaria y propiciar el debate alrededor del sector. Estos son los objetivos que se ha marcado la XES, la red de economía solidaria de Cataluña para la feria anual que organiza en Barcelona y que este año llega a su cuarta edición. A finales de la próxima semana se reunirán en el recinto de la antigua fábrica Fabra i Coats casi 200 entidades, que se han inscrito para exponer su proyecto o para participar en los debates y actividades lúdicas.


El escaparate y espacio de reflexión de un sector en auge
Xarxa d'Economia Solidària  

A principios del siglo XIX, la fábrica de hilaturas Fabra i Coats se convirtió en un símbolo del incipiente capitalismo industrial catalán. Hoy en día, el antiguo recinto fabril es de propiedad pública y acoge un proyecto municipal de apoyo a la creación artística. Pero los próximos días 23, 24 y 25 de octubre será la economía solidaria la que dé vida a este espacio del distrito barcelonés de Sant Andreu. Según sus organizadores, la Fira d’Economia Solidària de Catalunya (FESC) pretende ser un escaparate de todo el sector. Así, dicen, las personas menos familiarizadas con él podrán comprobar de primera mano que existen alternativas -y cada vez más- para todas las prácticas económicas (de trabajo, de consumo, financieras o monetarias).

Más allá de mostrarse al exterior, la economía solidaria también tendrá en esta feria un espacio para mirar hacia adentro. Lo explica el director de la FESC, Xavi Palos, que enumera los cinco ámbitos temáticos en los que se basan las alrededor de cincuenta actividades de debate y reflexión: el desarrollo comunitario y el mercado social, el consumo responsable y la soberanía alimentaria, las perspectivas feministas de la economía, los derechos fundamentales y las políticas públicas. Según Palos, cincuenta son menos actividades de las que se habían hecho en años anteriores. La reducción, dice, obedece a la demanda de las entidades participantes que habían hecho notar a la organización que preferían una cierta concentración para poder participar en más actividades.

Los retos de la economía social y solidaria en Cataluña

El director de la FESC se felicita por el auge que está viviendo la economía social y solidaria en Cataluña, pero reconoce que este fenómeno ha puesto sobre la mesa algunos retos. Palos cita la intercooperación como una de las asignaturas pendientes del sector. Por eso, explica, la XES se ha propuesto la creación de algunas sectoriales, además de articularse territorialmente en núcleos diseminados por el territorio catalán. “Muchas veces, juntos se puede llegar más lejos”, declara Palos, que anima al sector a demostrar que se puede trabajar de manera conjunta. “Se ha acabado el tiempo de que en cada año en la feria hablemos sobre juntar-nos. Ya toca poner en marcha prácticas”, añade.

La asistencia de expositores y visitantes a la FESC vaya en aumento cada año que pasa


En este sentido, Palos cita un ejemplo de intercooperación fraguado en la FESC. Se trata de Eticom-Som Connexió, una cooperativa nacida después de que dos iniciativas similares del ámbito de las telecomunicaciones se encontraran en la feria hace unos años y decidieran emprender un proyecto común. Según el director de la FESC, también en el urbanismo y la arquitectura se están dando pasos en esta dirección. Así, algunas iniciativas surgidas en este ámbito dentro de la economía social han cooperado en proyectos conjuntos a los que, de manera individual, no habrían podido acceder. Por último, Palos explica el caso de la Xarec, una red de restaurantes cooperativos catalanes que ha arrancado recientemente y que este año se encargará de la oferta gastronómica de la feria.

Otro de los temas transversales que recorren todas las actividades de la FESC de 2015 es la economía feminista. Según Palos, la XES diagnosticó hace unos meses la necesidad de trabajar más a fondo las perspectivas feministas en la economía solidaria porque, en muchas iniciativas del sector, había debilidades y contradicciones en este sentido.

Además, la XES se ha marcado el objetivo de tener más incidencia política. “Estamos intentando incidir en las instituciones públicas”, afirma Palos, que pone de manifiesto que la red quiere convertirse en referente y lobby de la economía solidaria. De hecho, antes de las pasadas elecciones municipales, presentó un documento con 14 medidas para impulsar la economía social y solidaria a nivel local. Algunas de ellas fueron asumidas por fuerzas municipalistas en sus programas. Siguiendo el mismo camino, la XES ha elaborado un borrador de ley de economía social y solidaria, y ha lanzado una campaña para recoger adhesiones a un manifiesto por una nueva normativa que defina, reconozca y regule el sector.

Más actividades lúdicas

La edición de este año de la FESC ampliará la oferta de actividades lúdicas y tendrán lugar hasta cuatro conciertos y una representación teatral. Además, se ha organizado una pasarela de ropa sostenible, que será la primera vez que se haga. Y se ha diseñado un espacio literario, que también será una de las novedades de 2015. Como el año pasado, la FESC tendrá una nación invitada. Si el año pasado fue Grecia, éste será el Kurdistán. Palos argumenta la elección por el interés que despierta, según él, una nación oprimida que está aplicando los principios de la economía solidaria y gestionando de forma comunitaria los medios de producción en los territorios que libera.

Toda la información de la feria, además de en la página web y las cuentas en redes sociales de la FESC, se podrá consultar también en una aplicación móvil diseñada por la cooperativa tecnológica barcelonesa Jamgo.

El futuro de la FESC

La efervescencia que vive en estos momentos la economía social y solidaria ha hecho que la asistencia de expositores y visitantes a la FESC vaya en aumento cada año que pasa. Tanto, que la organización tiene claro que en 2016 tendrá que ampliar el espacio de la feria. Según Palos, esto se puede hacer en el mismo recinto, en caso que el ayuntamiento tenga lista una reforma que está pendiente de hacer en la Fabra i Coats, o bien en otros equipamientos del distrito.

Paula Mateu  

Comentar