Categories

 

Portada > Economías > Industria armamentística > El escándalo del despilfarro militar


Gasto militar en el Estado español

16 de diciembre de 2016

El escándalo del despilfarro militar

La cifra del despilfarro militar, desde 2011 a 2016, asciende a más de 18.500 millones de euros. no es algo anecdótico, sino consustancial a la propia organización militar, acostumbrada a la opacidad, al autoritarismo y a la falta de todo tipo de controles y criterios de eficiencia o calidad.


El escándalo del despilfarro militar
Contando Estrelas (CC)  

Dinero público dilapidado en comprar sables para las ceremonias de los oficiales del Ejército de Tierra; dinero de todos dilapidado para cuidar los campos de golf de la base militar de Torrejón de Ardoz, o de Cuatro Vientos o de San Gregorio; subvenciones a costa del erario para subvencionar vacaciones de los oficiales del Ejército en las playas más solicitadas; para emisión de recetarios en papel cuando se emiten a su vez en digital; para viajes a los santuarios de Lourdes o Fátima; para participar en campeonatos militares de índole deportiva o de destrezas militares; por errores en el diseño de armamentos que implican, como el submarino S-80, o los aviones A-400 por ejemplo, cientos de millones de euros de sobregasto; duplicidades de organismos que se solapan y sobregastan lo indecible; compras innecesarias para agotar el presupuesto, gastos puramente superfluos, junto otros al filo de la ley… El despilfarro en lo militar es algo de lo que los medios de comunicación nos dan constante noticia a lo largo del año y desde hace muchos años, pero que, sin embargo, a todos nos pasa inadvertido.

En el estudio “Despilfarro Militar” hemos intentado consignar y caracterizar este despilfarro y demostrar que no es algo anecdótico, sino consustancial a la propia organización militar, acostumbrada a la opacidad, al autoritarismo y a la falta de todo tipo de controles y criterios de eficiencia o calidad.

Porque detrás de la pila de “casos” particulares hemos encontrado que algunos de los ejemplos responden a despilfarros “corregibles”, que con medidas de control podrían desaparecer en un razonable plazo de tiempo, junto con otros que son “incorregibles” en el sentido que para su desaparición se necesitaría un cambio radical del modelo de defensa (por ejemplo, la dilapidación en programas de armamento, o la ratio actual de un mando por cada 1,8 soldados). Otros responden a la categoría de gastos puramente irracionales que se mantienen sencillamente por el peso de la tradición y porque nadie pone en cuestión la falta de lógica que conllevan, como es el caso de tener encomendada como misión a un general gobernar el cuidado de una instalación de una piscina, o el absurdo de exhibir tropa militar en procesiones militares y otros actos patrios, o los vuelos de exhibición de las patrullas Águila y Aspas. Podríamos categorizar otros ejemplos como puramente superfluos, o como producto de prebendas, o como indebido uso de ayudas y subvenciones sin sentido alguno, o como sobreprecios consentidos con ligereza...

Con todo, hemos buscado categorizar el cuantioso despilfarro militar (18.500.84 millones de € desde 2011 hasta la fecha), y detectado la existencia de al menos tres tipos de despilfarro en lo militar, que hemos caracterizado como

Despilfarro puntual, para referirnos a aquel que podría ser más circunstancial y anecdótico y no se produce de forma constante, entre el que encontramos los viajes del anterior o actual rey en aviones miliatres, tanques y otros instrumentos militares; el uso de aviones militares para que el anterior o actual Presidente de Gobierno pudieran acudir a mítines o actos de sus partidos, montar un belén en un cuartel, o para decorar una rotonda con un avión militar, o para adquirir banderas, gabardinas u otros similares.

Despilfarro habitual, que consiste en aquel que se produce de forma constante y repetitiva, como son los desfiles militares, los gastos de exhibiciones de las patrullas Águila, ASPA o PAPEA, los gastos faraónicos para infraestructuras de Defensa que luego no tienen uso alguno, las fincas agrícolas que mantiene el Ministerio de Defensa para solaz de los caballos, los gastos de propaganda, o los destinados a campos de golf y mantenimiento de jardines, coste de uniformes, instrumentos y otros de la Guardia Real, los múltiples campeonatos militares de esquí, deportivos, olimpiadas militares, producción de materiales y documentos inútiles, cubatas subvencionados para el Estado Mayor, piscinas y vacaciones subvencionadas para militares, etcétera.

Despilfarro estructural, que es aquel que responde a la orientación estructural del ejército y de la política de defensa, entre los que podemos incluir el coste recuperar funciones previamente privatizadas, el despilfarro de los hospitales militares, los pluses excéntricos de oficiales del Ejército, el gasto militar y los recortes en el Ejército, el despilfarro de la gestión del INVIED y del Plan de Racionalización del patrimonio militar (PREPIDEF), la existencia de duplicidades y administraciones paralelas en los tres ejércitos, la existencia de los propios Organismos Autónomos Militares y de duplicidad de funciones que ya hacen organismos civiles, la existencia de la propia deuda militar con la que, año tras año, debe financiarse el gasto militar deficitario, los propios Programas Especiales de Armamento (PEAS), o las ayudas a interés cero a la industria militar, sin desconocer el innecesario coste de mantener en la reserva a un elevado número de militares sin función ninguna y cobrando un sueldo (por cierto compatible con ejercer otra profesión privada) por no hacer nada (ni dar la lata), entre otros.

En un intento de cuantificación de este despilfarro, y eligiendo sólo los ejemplos de los que tenemos datos cuantitativos, la cifra del despilfarro militar, desde 2011 a 2016, es escandalosa y, lo que es peor, es un dinero que nos hurtan a todos vía presupuestos dado que lo usado para dilapidar militarmente no puede ser usado para responder a necesidades sociales prioritarias.

Estas cifras son abusadoras y por sí requieren una reflexión. No podemos seguir en la inopia sobre este uso indebido de los recursos públicos tirados en gastos innecesarios y, más aún, que nos privan de un uso del dinero público más justo. Pero además, la existencia de un gran componente de despilfarro estructural exige, más allá de cambios correctivos, la adopción de políticas alternativas al vigente militarismo y la asunción de responsabilidades por los políticos que han consolidado esta estructura militar.

Sin embargo, siendo el despilfarro que señalamos tan importante desde el punto de vista de los números, existe además un segundo patrón de medida, de difícil cuantificación económica, que implica a toda la actividad militar y que supone, en cierto modo, entender el militarismo en sí como un despilfarro para la sociedad. Incluimos en este:

  • El desaprovechamiento de los recursos materiales y humanos existentes, que se usan para un fin éticamente discutible y no para un uso socialmente útil
  • El coste de oportunidades perdidas, entendiendo este como el uso de unos recursos en fines innecesarios e indebidos que, a su vez, impiden un uso alternativo en fines socialmente útiles
  • El peso social y político de mantener una estructura militarista y su traducción en la propia organización social, cultura democrática, valores y expectativas de la sociedad.
  • El enorme peso ecológico y el desproporcionado impacto ambiental de la actividad militar

El Despilfarro Militar no es un hecho aislado de su contexto social, caracterizado por la ignorancia de la sociedad sobre su existencia, por la despreocupación por esta temática y por el militarismo, y por las complicidades de una élite extractiva con el militarismo. Ellos exigen cambios en la agenda política de las organizaciones que aspiran a una sociedad alternativa. Cambios que aborden esta situación y exijan ruptura con la misma.

El despilfarro militar es esencial al militarismo, ya lo hemos dicho, no una mera cuestión de corregir las cuentas, sino sobre todo de abordar la estructura militarista. No depende de buenas o malas prácticas personales o institucionales, sino de la pervivencia de un sistema de defensa militar que hace de la guerra y su preparación un eje político y una ocasión de negocio para la casta dominante, que promueve una industria armamentística agresiva, que nos insecula el miedo al otro como legitimación de la dominación propia, que nos convierte en un apéndice de la estructura de dominación y violencia de Occidente (no en vano nosotros somos el séptimo exportador de armas del mundo, el segundo contribuyente de tropas de la UE en sus guerras por doquier y el sexto de la ONU, con más de 80 intervenciones militares desde Felipe González a la actualidad) y que nos impone como horizonte de futuro la resignación ante un mundo en guerra y la asunción de los valores más rancios y caducos del pasado.

Frente al despilfarro militar el informe que presentamos establece ejes para una alternativa global que lo enfrente y nos sitúe en la línea de buscar una alternativa global a la defensa militar basada en la idea de Seguridad Humana y en el proceso gradual de transarme para ello.

Utopía contagiosa    Utopía contagiosa

Comentar

16 Mensajes
  • Yo 16 de diciembre de 2016
    14:55

    Soy militar en Zaragoza y en San Gregorio no hay campos de golf como tu dices, desierto todo el que quieras. Por lo demás si, se despilfarra en GILIPOLLECES que a los de abajo nos parece vergonzoso, mientras los de arriba van a estúpidos actos y en esta época que nos ha tocado vivir, con todavía presupuestos de "protocolo", aquí se aprieta el cinturón a los de abajo, echo más de 900 horas al mes con 13 años de antigüedad por 900 euros.

    Responder a este mensaje

    • Pitágoras 16 de diciembre de 2016
      15:03

      Para el militar de Zaragoza...900 horas al mes.. pocas me parecen, teniendo en cuenta que un mes tiene 720 xDD

      Responder a este mensaje

      • Jhon 16 de diciembre de 2016
        16:40

        900 horas no pero yo me he contado mas de 2000 horas efectivas de servicio al año. Con guardias de 24 horas gratuitas donde solo te den una jornada libere... y con suerte, porque 24 horas currando deberian ser 2 jornadas de 8 horas libre para compensar.

        A parte de tener maniobras 24/7 pagadas a 50 centimos la hora a las que se nos descuenta la comida que suele ser la mitad de eso.

        A niveles cotidianos desde 2008 se ejerce un plan de austeridad donde los gastos que hace la plebe mitar están ontrolados al milímetro mediante papeleos y burocracia.

        Los cocteles subvenciobados de los que hablas. Son en realida una formula muy simple. En los cuarteles las cobtratas civiles de restauración no pagan iva, por lo tanto no lo aplican al precio final.

        Si quieres más info te la puedo dar :)

        Responder a este mensaje

    • scott 16 de diciembre de 2016
      15:08

      ¿Acaso has estado cerca de una agujero negro y has experimentado en carne propia la dilatación del tiempo? Porque 900 horas al mes, no lo pillo....

      Responder a este mensaje

    • hugo 16 de diciembre de 2016
      15:57

      mucho cobras para no saber ni sumar jeje

      Responder a este mensaje

  • Tu nombre 16 de diciembre de 2016
    16:52

    Un civil se puede militarizar

    Un militar no se puede civilizar

    Responder a este mensaje

    • hartico del rojerio 17 de diciembre de 2016
      17:57

      te recuerdo ingenioso amigo repetidor de viejos dichos, que los militares se incorporan desde la sociedad civil, no nacen con galones, que hay cuerpos como jurídicos, interventores, médicos, ingenieros , veterinarios que proceden de universidades civiles y optan libremente por pasar una oposición y aportar su conocimiento.
      Por lo demás para tu cultura de barra de bar y que lo cites donde puedas triunfar te puedo citar un frase de groucho marx que dice la justicia militar es a la justicia como la música militar a la música.
      si no sabes quien era groucho marx te doy una pista , no era pariente de Karl Marx

      Responder a este mensaje

  • Lynx 16 de diciembre de 2016
    17:06

    Existe una plataforma: contratacióndelestado.es donde tenéis todos los Pliegos y las condiciones de los contratos
    Tenemos 5.700 y pico millones de presupuesto anuales. 4.500 van a nóminas
    Mi unidad está certificada en ISO 14001, OSHAS y PECAL 2120. Las normas de Calidad fueron creadas en el ámbito militar
    Tenemos un Cuerpo solo para intervenir cuentas y otro jurídico.
    El sable es parte de la uniformidad de trabajo. ¿Paga un bombero la manguera?
    Los recetarios solo van en papel
    No sé, me cansé ya de explicar cosas. Informaos un poco a la hora de futuros artículos, si queréis ir más allá de un ser un panfletillo facilón y sectario.

    Responder a este mensaje

    • Omfg. 17 de diciembre de 2016
      13:17

      Pues a mi me han dicho mil veces, que el gasto en el uniforme va a cuenta nuestra, ya que supuestamente nos pagan x cantidad al mes para vestuario.
      Seguro que muuuchas de las cuentas no aparecen.
      Eso de tener tu "tribunal de cuentas" me recuerda a los de Ciudadanos diciendo que tenian un 10 en transparencia y resulta que son los mas opacos y el que puso la nota, que casualidad trabaja para ellos.

      Recuerdo que Salvados hizo un programa sobre eso.
      La grandisima parte se va en chanchullos que hacen ellos con sus negocios de mierda comprando y vendiendo armamento.
      Recordad tambien a Morenes, que estaba en empresa privada de armamento antes de ser ministro. Casualidades everywhere

      Responder a este mensaje

  • Lynx 16 de diciembre de 2016
    17:09

    Y redactar mejor... Tampoco estaría de más.

    Bueno, ahora que os he explicado ciertas cosas, ahora os reto. Cuáles son esas armas que exporta España, más allá de vehículos y algo de munición. ¿Qué sistemas de armas vendemos? Decidme la posición que ocupamos por sistemas de armas.

    Responder a este mensaje

    • hartico del rojerio 17 de diciembre de 2016
      18:04

      has oído hablar del mortero embarcado EIMOS?
      Has oído hablar de los simuladores de todo tipo que exporta INDRA? eso mueve muchos millones
      te comento que Australia esta comprando buques y que navantia tiene empresa en Australia..estamos participando en la fabricación del A400 que se vende a varios países, los aviones CASA se venden en el mundo y somos buenos en electrónica y desarrollo de aplicaciones.
      No te comento la cantidad y variedad de contenedores como dormitorio, ablución, frigorífico, incinerador, oficina, cocina etc que se venden te quedarías sorprendido
      carretillas elevadoras de la capacidad que quieras sin problemas, gruas, transmisiones sofisticadas para carros de combate.. una empresa española ha ganado un concurso con los denostados americanos para desarrollar (ya diseñada y funcionando) una transmisión para equipar sus futuros carros ..y no sigo que sois muuuuy cansinos

      Responder a este mensaje

  • Uno 16 de diciembre de 2016
    17:16

    Sin estar totalmente en contra del artículo...
    1. ¿Creéis que los jefes de estado de otros países no viajan en aviones militares?
    2. Todos los países que tienen un ejército no decorativo tienen exhibiciones militares.

    Responder a este mensaje

  • YoMismo 16 de diciembre de 2016
    17:21

    Artículo populista y desinformado. Los gastos de los PEAS son elevados, y si, han tenido sobrecostes, pero son NECESARIOS. No estamos en un mundo ideal en el que los ejércitos sean superfluos, sino uno en el que hay guerras de forma constante, y nuestra posición en el mapa es bastante mala viendo que casi todo pasa en África. No podemos permitirnos no tener ejército, ni tenerlo mal equipado. Y si ese sobrecoste lleva a trabajos en España y mejorar nuestro nivel tecnológico, como el programa de los S-80, o el de los EuroFighter... mejor a gastarlo en algo más barato que sea paquete cerrado desde el extranjero.

    Responder a este mensaje

  • Que te voy a decir que no sepas 16 de diciembre de 2016
    17:37

    No os voy a quitar la razón en la mayoría del artículo, pero el grueso del despilfarro va por otros derroteros.
    1. Misiones "de paz" en el extranjero y el gasto aparejado en desplazamientos, mantenimientos y dietas
    2. Cesión de tecnología e industrias españolas a multinacionales que han eliminado la tecnología propia a cambio de comprar la extranjera, mucho más cara, eliminando además el empleo en España. Habría que investigar las concesiones por si son fraudulentas.
    3. Proyectos para los amiguetes como los tanques Leopard que no pueden circular o los submarinos que no flotan, resultado del punto anterior y nadie tiene responsabilidad.
    4. Dietas nacionales por desplazamientos y cursos que podrían hacerse en las propias unidades y que se han extendido a Europa por la implicación creciente en la OTAN, algo que el pueblo español no ha autorizado.
    ...
    Los precios populares en centros deportivos y de ocio es como una retribución en especie y debería ser habitual en todas las empresas españolas.
    Saludos

    Responder a este mensaje

  • hartico del rojerio 17 de diciembre de 2016
    17:47

    el ministerio de defensa es un gran movedor de economía, retorna en adquisiones a empresas un porcentaje altisimo de su presupuesto y no solo en armamento, en suministros como ruedas lubricantes, contenedores, vestuario mobiliario etc y en servicios como alimentación, limpieza, mantenimiento de equipos y un largo etcétera.
    La gente que critca al ejercito o son unos inocentones buenistas que todavía no se han caído del guindo o son gente interesada en desprestigiar por razones espureas.
    El dia que se inunde su zona o haya un terremoto critique in situ a la UME mientras le dan cobijo y alimento

    Responder a este mensaje

Añadir otro comentario