Categories

 

Portada > Alternativas > "El crédito tiene que ser algo comunal y...


Entrevista a Enric Durán

13 de julio de 2015

"El crédito tiene que ser algo comunal y público"

Enric Durán saltó a la palestra pública cuando anunció que había "expropiado" casi medio millón de euros a distintos bancos y donó el dinero a distintos movimientos sociales. Pero este activista catalán lleva años impulsando diferentes iniciativas cooperativistas y decrecentistas con el fin de crear un nuevo sistema económico más justo al margen del capitalismo.

Desde la clandestinidad en la que vive desde que no se presentara al juicio en Febrero de 2013, nos concede una entrevista para hablar sobre los proyectos en los que participa e impulsa: La Cooperativa Integral Catalana y Faircoop.


"El crédito tiene que ser algo comunal y público"
Enric Durán // Foto: Joseba Barrenetxea  

Expropiaste casi medio millón de euros a varios bancos para demostrar la debilidad y lo injusto de un sistema financiero ¿Crees que lo conseguiste?

Fue útil y necesario ya que situó el debate sobre los males que provoca el sistema bancario a la sociedad. También sirvió para crear redes, tanto redes a nivel de denuncia como a nivel de creación de alternativas y permitió con ello sentar las bases para que luego salieran proyectos como puede ser la Cooperativa Integral Catalana.

Sueles decir que la solución a estos problemas pasa por abolir el Banco Central Europeo y crear un sistema bancario más justo y democrático ¿Cual sería ese sistema bancario ideal? ¿Cómo se empieza a construir?

El crédito tiene que ser algo comunal y público. No debe estar sólo en manos del Estado, sino que debe ser de acceso público para la gente, por lo tanto no hace falta un organismo como el Banco Central Europeo. Para prescindir de ello necesitaremos ir construyendo desde ya su alternativa útil, real y práctica. Con las herramientas tecnológicas que existen hoy en día es posible construir otras formas de gestión de lo monetario, de participación en las finanzas para definir como deben ser las prioridades de la distribución de la moneda o del crédito. Aunque aprovechando las tecnológicas podemos sentar unas bases y unos criterios para que sean unos procesos informáticos los que tomen esas decisiones en base a nuestras prioridades y puedan colocar el crédito donde haga falta en cada momento sin que nosotros tengamos que estar votando en asamblea cada decisión a tomar.

¿Qué es la Cooperativa Integral Catalana?

La Cooperativa Integral Catalana (CIC) es un proceso de transición autogestionado para construir otro tipo y práctica de sociedad. Es integral y al margen del estado. Incorpora elementos de participación política, de construcción de otra economía y de otros tipos de servicios públicos para todas las personas que quieran participar en ellos, así como un tipo distinto de redistribuir la riqueza.

"La CIC es un proceso de transición autogestionado para construir otro tipo y práctica de sociedad"

El objetivo de la CIC no es llegar a ser hegemónico, lo que quiere es generar un espacio de libertad para que el que no se sienta parte de este sistema estatal y capitalista tal y como lo conocemos tenga una alternativa de la que pueda formar parte voluntariamente.

¿En que estado se encuentra ahora?

La CIC tiene ahora mismo entre 600 y 700 proyectos productivos, tanto iniciativas individuales como cooperativas. Hay unas 50 personas dedicadas a la gestión de lo común y del proyecto que reciben un salario que sale de las cuotas que pagan los proyectos productivos. Se usa la moneda social, que tiene una incidencia del 30% en las vidas de las personas que están implicadas en la CIC de una manera directa. Hay redes que forman parte de la CIC en todas las comarcas de Cataluña y así como a nivel local y municipal que van trabajando en crear su propia autonomía a la vez que se cubren de ese paraguas que es la CIC. En total debe haber unas 4.000 personas.

¿Qué se necesita para empezar un proyecto como este?

La CIC generó mucho interés por parte de grupos y colectivos de diferentes lugares y a partir del 2011 y del impacto que tuvo el 15M atrajo a más grupos de personas e iniciativas. Algunas de ellas se quedaron por el camino, pero muchas de ellas siguen activas desde entonces y han creado sus propias cooperativas integrales a lo largo del estado.

¿Existen otros proyectos similares fuera de España?

Paralelamente se ha creado una cooperativa integral en Francia que ha acabado en una red de cooperativas francófonas en Toulouse, Nantes y otros lugares. También hay grupos de referencia en Grecia, Chile, México y en Alemania.

¿Qué es el faircoop?

Faircoop es una cooperativa abierta y global que tiene como objetivo construir un nuevo sistema económico y una herramienta para poder facilitar que todas las iniciativas que lo están haciendo a nivel local y regional puedan interconectarse y disponer de herramientas que les permita ser autónomas y ser una verdadera alternativa al capitalismo. Faircoop empezó hace poco y todavía estamos en el proceso de crear esas herramientas, aun nos queda mucho trabajo por hacer. Una de ellas es el faircoin, una criptomoneda que hemos adaptado a las necesidades de este proyecto.

¿En necesaria pasar algún tipo de auditoría social para entrar en esta cooperativa integral?

Estamos tratando que los procesos de calidad sean descentralizados, es decir, que sean los propios usuarios o consumidores cercanos a cada proyecto los que evalúen las iniciativas, de esa manera se crea un proceso de valoración hecho por la propia comunidad que acabará por determinar si alguna de ellas no debería estar integrada en esta red. De todas formas aun no está en marcha el mercado de intercambio en el que estamos trabajando, por lo que todavía no hemos tenido que lidiar con ese problema.

¿Qué diferencia hay entre el faircion y otras criptomonedas especulativas como puede ser el bitcoin?

JPEG - 37 KB

CRISI. La publicación de Enric Durán

Pues tú mismo lo has dicho. Muchas de estas monedas son usadas por gente con la intención de ganar dinero a corto plazo, pero con el faircoin lo que intentamos es que parte de las herramientas que ponemos en marcha sirvan para que la moneda sea más estable. Una de esas herramientas es el sharecoin, que es el mecanismo que usamos para que la gente pueda comprar esta moneda. Otra medida es poner un precio de referencia que sea más estable que el que pueda haber en los mercados, lo que podrá permitir ofrecer una estabilidad a todas las partes que usen esta moneda ya que será faircoop la que asumirá el riesgo de esas variaciones con los mercados abiertos.

A nivel tecnológico, estamos desarrollando el faricoin 2.0 a nivel de la base de datos distribuida que permite tener la seguridad de que esa información no va a ser manipulada y por tanto sirve como estado de cuentas de los participantes. Hasta ahora han existido monedas que son sistemas competitivos que se pueden basar en gasto energético como es el bitcoin o en los ahorros, como es el caso de la primera faircoin, pero creemos que estos sistemas no reflejan el tipo de economía justa que defendemos y que queremos promover. La faircoin 2.0 está basado en cooperación, usando la tecnología de las criptomonedas, pero enfocándolas de una manera más justa para que la creación de monedas no sea un acto especulativo sino político y las decisiones de su uso se tomen desde faircoop o desde los espacios habilitados para ello.

¿No crees que basar este sistema en tecnología pueda ser una dificultad para algunas personas?

Una de las prioridades de Faircoop es hacer que esas tecnologías sean más accesibles a la gente, para ello crearemos distintos materiales y recursos para que sea factible usarlo. Aun así entendemos que no es una moneda que vaya a usar todo el mundo, para algunos colectivos como la gente mayor o algunos ámbitos como lo local, será mejor usar monedas locales o directamente el trueque.

Usas conceptos como la “reputación” que son usados en la economía colaborativa ¿Hay algún vínculo o similitud entre lo que hace Faircoop y este tipo de economía?

La economía colaborativa es uno de los ámbitos donde Faircoop puede tener un gran impacto y de hecho forma parte de ella, aunque Faircoop es más transversal. Algunos agentes de la economía colaborativa, como es el caso de OuiShare, ya están pensando en usar la faircoin, por lo que el vínculo ya existe con esos movimientos. Pero en nuestro caso se trata de crear herramientas que tengan una estructura más abierta y más cooperativa, porque en la economía colaborativa son empresas privadas las que organizan esa estructura y se aprovechan de las nuevas tecnologías y las ganas de compartir de los usuarios para hacer su negocio. Desde Faircoop apoyamos a la creación de ese mismo tipo de herramientas pero de una manera más cooperativa para impulsar la economía colaborativa de un modo más abierto.

¿Crees que este tipo de economías cooperativistas y sociales pueden ser alternativas que desplacen y terminen con el capitalismo? ¿o serán pequeños círculos y reductos donde grupos de personas se puedan organizar al margen del sistema?

La objetivo es lo primero, es construir un sistema que sea popular, extenso y de uso real por una buena parte de la sociedad. No creo en imponer un sistema económico a todo el mundo, pero si que creo que estas iniciativas basadas en la cooperación, en lo social y en el ser humano puedan llegar a tener una hegemonía a largo plazo y que se conviertan en formas normales de cubrir nuestras necesidades sin ser marginales ni paralelas, sino que sean lo obvio.

Para terminar pedimos a Enric que nos recomiende un libro:

Para mi tuvo mucho impacto en mi salida de la adolescencia y mi inicio en el activismo “Del tener al ser” de Erich Fromm.

Yago Álvarez  

Comentar

1 Mensaje
Añadir otro comentario