Categories

 

Portada > Economías > Ecologismo > El cierre parcial de la Gran Vía ha mejorado...


Ecologistas en Acción analiza el aire del centro de la ciudad

12 de diciembre de 2016

El cierre parcial de la Gran Vía ha mejorado la calidad del aire en el centro de Madrid

Tras el cierre parcial al tráfico de la Gran Vía, Ecologistas en Acción ha realizado una estimación del impacto que dicha medida ha tenido sobre la calidad del aire en el entorno de esta avenida. Las conclusiones, tras comparar los datos con los de años precedentes y con los de estaciones más alejadas del área son claras: la reducción del tráfico ha supuesto una disminución en la contaminación.


El cierre parcial de la Gran Vía ha mejorado la calidad del aire en el centro de Madrid

Ecologistas en Acción ha realizado una estimación del impacto que el cierre parcial al tráfico de la Gran Vía ha tenido sobre la calidad del aire en el entorno de esta céntrica vía urbana. Para ello, se han evaluado los datos de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) registrados por la estación de medición de la contaminación de Plaza del Carmen (a 100 metros de la Gran Vía), entre los días 2 y 8 de diciembre, abarcando la primera semana de aplicación de la medida. Dichos datos se han comparado con los registrados en el resto de estaciones de la red durante el mismo período, así como con los datos ofrecidos por esta misma estación en los tres años anteriores (2013-2015).

La estación de Plaza del Carmen es una de las más problemáticas de la red de medición de calidad del aire de Madrid (compuesta por 24 estaciones), en relación con la contaminación por NO2. Forma parte del núcleo de siete estaciones que sistemáticamente vulneran el valor límite anual de NO2 fijado por la UE desde 2010 –valor medio anual superior a 40 microgramos/metro cúbico (µg/m3)–. Esta situación provoca que la Comisión Europea mantenga abierto un expediente de infracción, que previsiblemente acabará en una cuantiosa multa, si no se toman medidas decididas de reducción de la contaminación, hasta lograr que la ciudad cumpla con los valores límite que exige la legislación europea.

Atendiendo a los datos horarios registrados por la red entre los días 2-8 de diciembre (ver Tabla 1), se puede apreciar que la estación de Plaza del Carmen fue la única (junto con las estaciones ubicadas en grandes zonas verdes de Madrid: El Retiro, Parque Juan Carlos I, Casa de Campo y El Pardo) que no rebasó en ningún momento el valor de 100 µg/m3 durante el período considerado. El resto de estaciones lo hicieron hasta en 25 ocasiones, y una de ellas, Fernández Ladreda, rebaso dos veces el valor límite horario (200 µg/m3) la noche del 2 de diciembre.

Los valores de NO2 ofrecidos por la estación de Plaza del Carmen durante los días 2-8 de diciembre de este año, coincidiendo con las restricciones de tráfico en la Gran Vía, son claramente más bajos que los datos registrados durante esos mismos días en los años 2013-2015 (ver gráficos 1 y 2). El valor medio de NO2 registrado por la estación Plaza de Carmen en los 8 primeros días de diciembre de 2016 se ha reducido en un 32 % con respecto al valor correspondiente a la media de los años 2013-2015 (72 µg/m3).

En conjunto, los datos indican que la actuación de reducción del tráfico y ensanchamiento del espacio peatonal llevada a cabo en la Gran Vía, no solo ha permitido un mayor disfrute del uso del espacio público por parte de la multitud de personas que acuden al centro de la ciudad en estos días, también ha contribuido a que dichas personas respiren un aire sustancialmente más limpio.

Madrid está obligada a reducir drásticamente los niveles de NO2, tanto por una exigencia legal como, más importante, por razones evidentes de salud pública. La experiencia llevada a cabo por el Ayuntamiento de Madrid en estos primeros días de diciembre de 2016 no deja lugar a dudas, el único camino viable es avanzar en medidas decididas de reducción del tráfico en la ciudad, que no deberían reservarse para momentos excepcionales, sino que resulta necesario aplicarlas todo el año.

El Salmón Contracorriente    El Salmón Contracorriente

Comentar