Categories

 

Portada > Biblioteca > El arte y la ciencia de retocar vallas...


Contrapublicidad

28 de febrero de 2015
BLF 

El arte y la ciencia de retocar vallas publicitarias

Este es uno de los manuales míticos del mundo de la contrapublicidad: "EL ARTE Y LA CIENCIA DE RETOCAR VALLAS PUBLICITARIAS", Una completa guía sobre como alterar la publicidad exterior. Elaborado por el BLF, THE BILLBOARD LIBERATION FRONT (FRENTE DE LIBERACIÓN DE VALLAS PUBLICITARIAS). Traducido y adaptado por ConsumeHastaMorir.

Introducción

¡MIRA HACIA ARRIBA!

Las vallas publicitarias se han convertido en algo tan común como el dolor humano, tan difícil de ignorar como la mano extendida de un mendigo. Cada vez que abandonas tu sofá o cubículo, cortando temporalmente el cordón umbilical electrónico, entras en el ámbito de sus impactos. Tan extraordinarias como la vida, tan delicadas como la guerra, ellas asaltan tus sentidos con una complicada retaíla de mensajes comerciales, el ARN mensajero del capitalismo. Cada vez que te metes en un carro, o viajas en autobús, o asistes a un evento deportivo, recibes sus instrucciones. No puedes ni evitarlo ni ocultarlo, porque el horizonte de tu camino de huída está lleno de anuncios y tu escondite cuenta, como vista panorámica, con una valla publicitaria de 8 paneles.

Hay un millón de historias en la gran ciudad y el mismo número de razones para querer hackear una valla publicitaria. Nosotros tenemos nuestras propias razones y no pretendemos juzgar las tuyas. En este manual hemos hecho un deliberado esfuerzo por mantenernos lejos de la ideología y optar por la metodología. Las técnicas aquí descritas se basan en nuestra experiencia de 20 años realizando alteraciones de vallas publicitarias, de forma competente, segura y -tocamos madera- sin daños ni detenciones. En la mayoría de los casos no es necesario seguir las pormenorizadas, e incluso obsesivas, precauciones que aquí describimos. Un bote de pintura en spray, un espíritu jovial y una agradable noche es todo lo que realmente necesitáis.

BLF  

Comentar