Categories

 

Portada > Alternativas > Bienes Comunes > El agua como factor de dignidad


22 de marzo Día Mundial del Agua

22 de marzo de 2015

El agua como factor de dignidad

Un año más, y con esto van 23 años, el 22 de marzo se celebrará el Día Mundial del Agua. Un año más, celebramos que unos cientos de millones de personas siguen sin acceso potable al agua y unos miles de millones de personas no tienen saneamiento. Un año más es notorio la mala gestión de los recursos hídricos y la vulnerabilidad ante inundaciones, contaminación y sequías.


El agua como factor de dignidad
muufi.com (cc)  

Ante este panorama, multitud de empresas energéticas y agroalimentarias, administraciones públicas, gestores públicos y privados de servicios de agua y saneamiento, entre otros actores, aparecerán en diferentes plataformas y medios de comunicación con mensajes mostrando su buen hacer en la gestión del agua y reprochando a la ciudadanía su mejorable uso.

Mientras, los movimientos y organizaciones sociales seguimos, al igual que todo el año, luchando y mostrando las desvergüenzas del sistema que no garantiza el Derecho Humano al Agua y Saneamiento (DHAS), declarada por la ONU en 2010, el cuál sólo ha servido a la Comisión Europea, tras la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE), para alentar “a los Estados miembros, en el marco de sus propias competencias (..) que redoblen sus esfuerzos para garantizar el suministro universal de agua sana, limpia y asequible”.

Entre tanto, Canal de Isabel II Gestión, la empresa “pública” mercantil que gestiona de manera corrupta y opaca el sistema integral del agua en la Comunidad de Madrid, durante estos últimos años de profundización de la “estafa económica”, ha radicalizado brutalmente su campaña de persecución por impago. A lo largo del año 2013 los avisos por cortes de suministro se duplicaron, llegando a 83.000, frente a los 40.000 del año 2012. También los costes para restablecer el suministro se han incrementado, oscilando entre los 70 y los 900 euros dependiendo del tipo de instalación.

No es casualidad que el año en que empezaron a aumentar de manera desproporcionada los cortes de agua coincida con la creación de la mercantil Canal de Isabel II Gestión S.A. El aumento escandaloso de los cortes de suministro es una de las características comunes en todos los procesos privatizadores en la gestión del agua.

También, como no, el incremento de las tarifas, un sistema de bonificaciones al consumo completamente alejado de la realidad social, una desprofesionalización de su plantilla con la consecuente pérdida de calidad en su servicio y una absoluta opacidad en su gestión.

Como recordaba un estudio realizado por la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II (PCPCYII), Canal Gestión S.A. conscientemente se está endeudando, emite bonos que adquieren los “fondos buitre”, aumenta los dividendos a los accionistas y así consigue debilitar su misión de garantizar el servicio público del agua a toda la ciudadanía madrileña.

A lo largo del año 2013 los avisos por cortes de suministro se duplicaron, llegando a 83.000

Y es que las frustradas experiencias privatizadoras en otras ciudades europeas y latinoamericanas, no han servido de escarmiento ni puesto freno a las ansias privatizadoras y mercantilistas de las políticas neoliberales del gobierno madrileño.

Han pasado más de cinco años desde que en 2008 el Partido Popular aprobó en solitario, a través de la Ley 3/2008 de Medidas Fiscales y Administrativas, la privatización del Canal de Isabel II, un organismo prestigioso, que proporcionaba un servicio de calidad, sin problemas económicos y bien valorado por los ciudadanos madrileños. Sin razones de peso, la privatización constituye una operación de base ideológica ultraliberal, cuyo objetivo fundamental es entregar el Canal al sector privado, aunque esto ponga en cuestión los propios valores de servicio público.

En este periodo, a pesar de las actuaciones y movilizaciones llevadas a cabo contra la privatización del Canal, tanto a nivel institucional, como social y jurídico, el Partido Popular ha implementado un nuevo modelo de gestión mercantil, con ánimo de lucro, de funcionamiento opaco y depredador con el patrimonio y las competencias municipales

Por ello, y ante el plan de saqueo de la empresa pública Canal de Isabel II realizado durante la última década, surge la propuesta y el acuerdo, firmada por múltiples organizaciones políticas y sociales, por la gestión del ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid fundamentada por la gestión no mercantil del servicio, el modelo cooperativo de la gestión pública 100%, la asunción del DHAS, la calidad en la prestación del servicio y eficacia social, la gestión orientada al uso sostenible del agua, la transparencia, rendición de cuentas, acceso a la información y participación ciudadana, un personal cualificado y con derechos y la cooperación con otros operadores públicos.

Estas reflexiones y reivindicaciones son compartidas por las organizaciones y plataformas del estado español que confluimos en la Red Agua Pública bajo la campaña iniciativaagua2015 un documento clave para garantizar el derecho humano al abastecimiento y saneamiento del agua en los municipios:

El Pacto ha sido elaborado por movimientos y organizaciones sociales de todo el Estado y establece los principios fundamentales para conseguir una gestión del agua pública, sostenible, participativa, transparente, con acceso a la información y rendición de cuentas. Si los servicios municipales cumplieran con estos principios, se garantizaría el derecho humano al agua, se impedirían cortes de agua y se fomentarían políticas tarifarias socialmente sostenibles. Por eso, resulta esencial que multitud de entidades sociales y partidos políticos se sumen a la #Iniciativagua2015 en los municipios.

Con el fin de posibilitar un gran respaldo social, se está promoviendo un debate público sobre la remunicipalización del suministro de agua y se está exigiendo a los distintos grupos políticos y plataformas ciudadanas, de cara a las próximas elecciones municipales, el cambio al modelo que propone el Pacto social.

En los últimos años la entrada de capital privado en los servicios del agua ha avanzado en el Estado español. De hecho, más del 50% de la gestión de este bien está en manos de empresas privadas y mixtas. La Red Agua Pública considera que este avance representa una amenaza para el derecho humano al agua, pues supone la mercantilización del agua y, por lo tanto, anteponer el lucro sobre la función ambiental y social de un bien básico para la vida. Es necesario, entonces, revertir esta tendencia y apostar por la remunicipalización del suministro del agua. De hecho, el cambio de tendencia ya se expresa en otras ciudades de Europa como Paris, Grenoble, Montpellier, Rennes, Berlín, Sttutgart, Potsdam, Budapest y Varese.

“si no es transparente no es agua”

Estas y otras propuestas, como las remitidas sobre la definición de caudales ambientales o para proteger los acuíferos frente al fracking, estarán presentes en Bruselas el 23 de marzo reclamando que:¡Queremos el derecho humano al agua y lo queremos ya!, y que detengan la promoción de la privatización y liberalización de los servicios de agua y saneamiento y que los excluyan sin ambigüedades y en todas sus formas de las negociaciones de libre comercio (TTIP, TISA, CETA y otros).

Y como no, el 21 de marzo, al igual que el pasado año, la Marea Azul marchará por las calles de Madrid junto a compañeras y compañeros de todo el estado español para luchar por la dignidad de todas las personas.

Junto al “pan, trabajo y techo” que no falte el agua.

Y recordemos que “si no es transparente no es agua”.

Raquel García y Jon Arrizabalaga    Plat. contra la privatización del CYII

Comentar