Categories

 

Portada > Alternativas > Cooperativismo > El Mercado Social de Euskadi celebra su III...


Casi 2.000 personas conocen las oferta de productos y servicios de la red

27 de junio de 2015

El Mercado Social de Euskadi celebra su III Fería de Economía Solidaria

Las cuarenta y seis entidades que conforman REAS Euskadi se dieron cita en Vitoria Gasteiz en la III Feria de Economía Solidaria y por la que pasaron casi 2.000 personas dispuestas a conocer una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios.


El Mercado Social de Euskadi celebra su III Fería de Economía Solidaria
REAS Euskadi  

El pasado sábado 20 de junio se celebró la III Feria de Economía Solidaria de Euskadi en Vitoria-Gasteiz con la participación de 46 entidades del movimiento de la Economía Solidaria de Euskadi y promovida por Zentzuz Kontsumitu, consorcio que fomenta alternativas prácticas de consumo consciente, responsable y transformador en Vitoria-Gasteiz, impulsado por Mugarik Gabe, Setem Hego Haizea y Medicus Mundi Araba, y REAS Euskadi, la Red de Economía Alternativa y Solidaria.

Esta tercera Feria se presentaba como continuidad de las anteriormente organizadas en Bilbao en 2013 y en Donostia en 2014, y en esta ocasión acercó a Vitoria-Gasteiz la diversa oferta de productos y servicios del Mercado Social de Euskadi, una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto con consumidores y consumidoras individuales y colectivos, cubriendo una parte significativa de las necesidades de sus participantes.

Una vez más, el objetivo principal de la Feria se centró en mostrar a las casi 2.000 personas que se acercaron todas las propuestas existentes para un consumo consciente, responsable y transformador disponibles en primer lugar en su ciudad y provincia, y en segundo lugar en el ámbito del País Vasco en sectores tan diversos como finanzas éticas, transporte sostenible, comercio justo, energías renovables, construcción, textil, hostelería e inserción sociolaboral y productos locales y ecológicos, entre otros.

“Es importante poder ir generando un mercado que ponga en el centro de su actividad la sostenibilidad de la vida", Zaloa Pérez, de REAS Euskadi


Mugarik Gabe, una de las entidades organizadoras, destacaba la importancia de este tipo de ferias de economía solidaria sobre todo porque "se visibiliza que si es posible el cambio y que realmente existente alternativas para llevarlas a cabo". La evolución del marco teórico al práctico también es resaltado desde la entidad vasca: "Hasta hace unos años se hablada de discurso, se hablaba de propuestas, de paradigmas, pero hoy en día ya contamos con propuestas concretas en ámbitos como la energía renovable, la banca ética, seguros éticos, tenemos alternativas de propuestas de consumo consciente que podemos usar cada persona como herramienta de liberación y de ejercer un poder para cambiar este sistema y que esté la vida ubicada en el centro. Una vida digna para todos los pueblos y todas las personas”.

La economía será solidaría si es feminista

Frente al sistema capitalista que antepone el mercado y el beneficio económico a la vida de las personas, su bienestar y la satisfacción de sus necesidades, propuestas críticas como la economía solidaria, la feminista o la ecológica se reivindica la necesidad de desplazar a los mercados del centro del análisis económico y político y colocar, en su lugar, los procesos que hacen posible el sostenimiento de nuestras vidas en el planeta. Es decir, reivindican poner en el centro a las personas, a las relaciones humanas, a la satisfacción de las necesidades básicas y no de los deseos permanentemente construidos por la sociedad de consumo de masas que tiene como objetivo el ánimo de lucro y no el acceso equilibrado a las satisfacción de las necesidades fundamentales de hombre y mujeres de una colectividad.

Desde la Economía Solidaria se hace una apuesta clara por el paradigma de la sostenibilidad de la vida impulsado desde la economía feminista y que devuelve a la economía su verdadera finalidad: la de proveer de manera de sostenible las bases materiales para el desarrollo personal, social y ambiental de los seres humanos en un territorio determinado.

"Podemos ejercer un poder para cambiar este sistema y que esté la vida ubicada en el centro", Mugarik Gabe

Con el objetivo de reflexionar sobre estas cuestiones la Feria contó con un programa paralelo de actividades de sensibilización e incidencia en el que destacaron varias charlas y talleres que abordaron los vínculos entre la economía feminista y la economía solidaria. En palabras de Zaloa Pérez, integrante de REAS Euskadi, “es importante poder ir generando un mercado que ponga en el centro de su actividad la sostenibilidad de la vida y que desplace del eje de la toma de decisiones y del eje interpretativo los flujos de capital, poniendo así en el centro los procesos que hace posibles la sostenibilidad de la vida. Un mercado donde se pongan encima de la mesa y se visibilicen todas las tareas reproductivas que sostienen la producción de bienes y servicios que son necesarios para las personas. En definitiva, una economía que es solidaria porque es feminista”.

La Feria contó además como acto de cierre con la obra de teatro clown “Desorientedas” de la compañía de teatro Oihulari Klown que continuaba con la reflexión, en un tono lúdico, sobre los vínculos entre la economía feminista y la economía solidaria. Una obra en la que dos entrañables payasas tratan de ir de compras pero se pierden en pleno consumismo, abordando así en clave de humor y con perspectiva de género temas como el comercio justo, el desarrollo sostenible, las relaciones Norte-Sur, la solidaridad o el consumismo. Valiéndose así del sentido del humor para tomar conciencia de temas graves sin frivolizar y permitiendo así exorcizar algunos de nuestros miedos más nuestros.

Alternativas desde el consumo consciente, crítico y transformador

La Feria contó con una gymkhana que animó a las personas asistentes a acercarse a los diferentes stands, acercarse a la txosna a degustar las bebidas y productos locales y ecológicos, y participar en el amplio y variado programa de actividades de sensibilización e incidencia. Una manera abordar el consumo consciente, crítico y transformador mediante el juego.

Además, y con el objetivo de continuar acercando a la ciudadanía de Vitoria-Gasteiz alternativas de consumo crítico, consciente y transformador el consorcio Zentzuz Kontsumitu presentó en el marco de la Feria una Aplicación móvil-APP descargable gratuitamente para tener el callejero de Vitoria-Gasteiz que recoge iniciativas locales donde encontrar productos y/o servicios locales, ecológicos, de comercio justo, reciclados y de segunda mano.

REAS Euskadi    REAS Euskadi

Comentar