Categories

 

Portada > Editorial > Economía de escalera, finanzas de patio


El libro de El Salmón Contracorriente

16 de julio de 2015

Economía de escalera, finanzas de patio

Nuestro primer libro, "Economía de escalera, finanzas de patio", es una recopilación de textos de personas que provienen de distintos movimientos sociales y activismos. Comparten con El Salmón Contracorriente la ilusión por conseguir que la lectura de las noticias económicas deje de ser un logro reservado a las elites. La economía es todo aquello que nos rodea y, justamente por eso, nos atañe. Este libro pretende ser un ejemplo, colectivo, de ello.


Economía de escalera, finanzas de patio

Al maestro Galeano,
que unos días antes
de dejarnos, nos
cedió uno de sus
maravillosos textos


Maquetación y diseño: Mariola Olcina Alvarado e Isidro Jiménez.
Edición y coordinación: Asociación para la Difusión de la Economía Crítica y Social, Yago Álvarez, Ana Encinas, Carlos Saavedra, Mariola Olcina Alvarado e Isidro Jiménez.
ISBN-13: 978-84-606-8559-3
Depósito legal: M-19064-2015
Creative Commons 4.0 para esta edición
Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual by-nc-sa


 

¿Te interesa este libro?
10 euros (con gastos de envío incluidos para España)
o 12 euros (con gastos de envío incluidos para fuera de España)

Rellena el siguiente formulario
y te lo mandamos a casa.

Autoras y autores

Alberto Guirao, Ana Belén Martín Vázquez, Ana Encinas, Antonio Caro, Artsenal, Belén Gopegui, Calber, Carlos Taibo, ConsumeHastaMorir, Miguel Ángel Dobón, Econoplastas, Eduardo Galeano, Elena Sebastián, Enrique Flores, Esther Vivas, Federico Ocaña, Francisco Poyatos, Genoveva López y Teresa Fernández, Germán Ferrero, Gsús Bonilla, Gustavo Duch, Isaac Rosa, Isabel Cadenas Cañón, Iván Rafael, Javier Gato, Jorge Riechmann, Jose María Giro, Makea, Malagón, Manu Vázquez, Manuela Temporelli, Marina Casado, Mariola Olcina Alvarado, Miguel Ángel Giner, Miguel Brieva, Naomi Klein, Pascual Serrano, Rubén Uceda, Santiago Alba Rico, Tony Megias Toni Mejías (Los Chikos del Maiz), Yago Álvarez (Economista Cabreado), Yayo Herrero.

Economía de escalera, finanzas de patio. Introducción

La prensa económica o prensa salmón, ya que sus páginas van teñidas de este color, nació en el siglo XVI como un listado de precios de las mercancías que se comerciaban en los principales puertos europeos. Dos siglos más tarde, ya podemos hablar de periódicos especializados en economía, aunque buena parte de su contenido fuera todavía un repaso de los valores de las divisas, los metales preciosos o las cotizaciones de los alimentos, cuyo objetivo era facilitar el comercio entre los países europeos y sus colonias.

El Financial Times comenzó en 1893 a utilizar el color salmón para su información comerial y bursátil y, todavía hoy, sigue siendo el corazón, cuanto menos simbólico, de este tipo de prensa. Sin embargo, buena parte de la "oikonomia", la gestión y administración de la casa (local, territorial, planetaria), sigue sin aparecer en las páginas salmón.

Hoy en día, la prensa económica, controlada en su mayoría por una maraña de intereses económicos materializados en “comités de dirección” y “juntas de accionistas”, ha creado una barrera entre la ciudadanía y lo que ellos consideran LA ECONOMÍA. El lenguaje económico se ha convertido en un sinfín de términos técnicos, incomprensibles para la mayoría y enfocados a esconder los intereses de una minoría. Así han terminado secuestrando la palabra “economía”, convirtiéndola en un espacio al alcance únicamente de “los que entienden”. Las noticias de esta prensa corresponden y siguen los dogmas de esa economía que idolatra el crecimiento como único camino a seguir, o el beneficio por encima de todo. Han creado un muro que nos impide ver lo que realmente significa esta palabra, alejándonos de la ciencia que la estudia y desarrolla.

La prensa económica ejerce un importante papel de legitimación del neoliberalismo como ideología y fin último. Esa misma ideología que nos ha llevado a la crisis económica de 2008 y a la crisis ecológica que los científicos del IPCC llaman "el gran reto del futuro". Desde su nacimiento, la prensa económica ha servido de herramienta de difusión y presión de los poderes empresariales, y se ha dedicado a facilitar su carrera por el libre comercio y la maximización del beneficio.

El Salmón Contracorriente nace con la intención de aportar su granito de arena en acercar la economía a las personas. Pretende difundir y promover alternativas económicas al paradigma neoliberal, fundamentalmente aquellas economías que ponen a las personas en el centro: las economías a contracorriente. Sin embargo, en este escenario adverso, la economía social lleva años creciendo, y las distintas organizaciones y mercados sociales territoriales aportan red, nuevas ilusiones y, también, cifras esperanzadoras.

La creación de REAS en 1995, con más de 300 entidades y empresas organizadas en 13 áreas territoriales del Estado español, venía a consolidar una corriente de economía casi experimental, pero a la vez con profundas raíces en otros proyectos. En realidad, la historia está llena de experiencias donde la gestión del trabajo se entiende como una tarea radicalmente colectiva. Por ejemplo, las fábricas autogestionadas en la Italia de principios del siglo XX, las colectivizaciones en la España de 1936 o las fábricas recuperadas en América Latina, de las que tenemos recientes ejemplos en Argentina. Pero también ha crecido en número y fortaleza legal el cooperativismo empresarial, una fórmula ignorada por los distintos gobiernos, a pesar de haber demostrado con números su capacidad para generar riqueza en tiempos de crisis.

Los actores de todas estas formas de economía social creen que la riqueza son los bienes y servicios que resuelven las necesidades de la sociedad, más allá de su rentabilidad en el mercado. Por ello, frente a la idea de competencia como núcleo de la actividad económica, este tipo de economía está compuesta de proyectos que intentan ubicar la solidaridad y la cooperación en el centro.

Acompañando a estas iniciativas diferentes, El Salmón Contracorriente también quiere hacer otro tipo de periodismo económico. El nuestro es un proyecto de prensa salmón independiente, formado por personas provenientes de distintos movimientos sociales y activismos. Nos une la ilusión por conseguir que la lectura de las noticias económicas deje de ser un logro reservado a las elites. Queremos transmitir que la economía es todo aquello que nos rodea y, justamente por eso, nos atañe.

El libro que tienes en tus manos, “Economía de escalera, finanzas de patio”, en nada se parece a las publicaciones económicas (con sus gráficas, números y valores bursátiles), porque la economía de la que aquí hablamos está llena de personas y sus sentimientos, rabia y alegrías. También nos ha parecido que la forma más coherente de hacer este libro es abriéndolo a nuestras amigas y amigos, porque lo colaborativo nos mueve y enseña. Sus aportaciones hacen viable este proyecto y que El Salmón Contracorriente siga nadando en un mar tan revuelto como el de la información económica. A todas estas personas nos alegra decirles que quedamos en deuda. Cuando nos necesitéis, dice la oikonomia, allí estaremos.

El Salmón Contracorriente    elsalmoncontracorriente.es

Comentar

5 Mensajes
Añadir otro comentario