Categories

 

Portada > Economías > Comunicación > Coca-Cola y Las Tablas de Daimiel


Lavado verde publicitario

25 de diciembre de 2014

Coca-Cola y Las Tablas de Daimiel

La publicidad tiene una capacidad seductora, se nos muestra un producto, se nos muestra como una necesidad, pero se esconde una ideología de consumo, olvidando los límites de los recursos naturales, aunque a veces sea la protección de los recursos naturales lo que aparentemente se está anunciando. Este es el caso de uno de los últimos spots de Coca-Cola.


“Desde siempre, mucho más que un refresco” es el lema de esta campaña, dirigida por la agencia Sra. Rushmore, que se puede ver en televisión, cine y prensa además de online. Los anuncios refuerzan el compromiso, según la propia compañía, de Coca-Cola con la sociedad y ensalzan las distintas acciones que llevan realizando en España desde 1953. El spot, pone el foco en la recuperación de Las Tablas de Daimiel en Castilla-La Mancha.

El anuncio comienza con imágenes de un paraje natural y de unas aves volando sobre un lago, aparecen un padre y un hijo en un punto de observación de aves acuáticas, el niño pregunta al padre si esa misma actividad la hacía el padre con el abuelo, el padre contesta que no porque no había agua, y por ello los pájaros se fueron. A continuación un narrador explica que Coca-Cola continúa trabajando por la recuperación de Las Tablas de Daimiel, por la recuperación de los acuíferos y la agricultura sostenible, “llevamos años comprometidos con la sociedad, desde siempre mucho más que un refresco”, mientras habla el narrador aparecen distintas imágenes y finalmente aparece un mosaico con distintas imágenes de eventos deportivos desde, proyectos sociales, proyectos medioambientales, actividades culturales, todo ello teñido de color rojo, el color emblemático de la marca. Si analizamos detenidamente el mensaje que transmite Coca-Cola, es que esta es mucho más que una bebida, está implicada en muchos proyectos, y que gracias a ella se está recuperando los acuíferos de las Tablas de Daimiel, de las que las generaciones pasadas no pudieron disfrutar y si las futuras, en definitiva comprometida con el medio ambiente y sociedad en general.

Coca-Cola, la gran depredadora de agua

En EE.UU., hace más de 100 años John Perberton, farmacéutico de profesión, invento la bebida, que inmediatamente comenzó a venderse, .Frank Robinson, amigo de Perberton, fue otro de los artífices del "milagro" puso al jarabe el nombre de COCA-COLA, pensando que las dos "C" serian efectivas en los anuncios, de su puño y letra creo el logotipo que se ha traducido a más de ochenta idiomas. En 1899 Benjamín Thomas y Joseph Whithead, firmaron el primer contrato de franquicia para embotellar y vender Coca-Cola a gran escala. Robert Woodruff, hijo de Hernest, hizo de Coca-Cola la marca más conocida del mundo. En 1926 creó un Departamento de ventas al Exterior y en 1928 Coca-Cola ya estaba en más de 30 países. Actualmente, Coca-Cola se vende en 190 países de todo el mundo, siendo la marca más conocida del mundo.

La estrategia de venta y distribución de Coca-Cola consiste en clasificar los mercados y desarrollar esfuerzos dirigidos a cada segmento de consumo o canal de distribución, esto requiere un análisis integral y detallado de los patrones de compra y preferencias de varios grupos de consumidores de bebidas, en cada una de las diferentes ubicaciones o los canales de distribución, adaptar estrategias de producto, precio, envasado y distribución para satisfacer las necesidades particulares, explotar su potencial. Consiguiendo que este producto se venda a todo el público en general, accesible para cualquier persona de la clase social que sea.

Como se indica en la propia página web de la compañía: “Si Coca-Cola es la chispa de la vida, el agua constituye el elemento primordial para encender esa chispa vital. El agua es uno de los ingredientes más importantes para Coca-Cola y nuestro recurso más preciado. Procurar su calidad es un pilar básico en el que se construyen los demás matices de sabor, aroma y textura a través del añadido de dióxido de carbono o azúcar, ingredientes que también son sometidos a controles de calidad”.

No obstante podemos encontrar mucha información sobre el consumo de agua de está compañía, calificándola como la gran depredadora de agua y una de las menos respetuosas con el medio ambiente allí donde se instala. Es la empresa de bebidas más grande del mundo, utilizando la misma cantidad de agua en un año de producción que permitiría dar de beber a todo el mundo durante diez días o dar agua potable durante 47 días al año a personas que en la actualidad no disponen de agua. Han sido continuas las denuncias en países como la India, Méjico las protestas y conflictos con las comunidades locales por la sobre explotación hídrica.

En la India un sector de la población muy importante, se está oponiendo a Coca Cola por el abuso que hace de sus recursos hídricos. Sus empresas hacen un uso abusivo tanto en cantidad como en calidad de los recursos del agua subterránea en un país donde muchas comunidades aún no tienen acceso al agua, la extracción de agua de los acuíferos provoca un gran descenso en el nivel de las aguas subterráneas, lo cual deja sin agua a decenas de miles de personas. Además produce gran cantidad de desechos químicos para potabilizar el agua, Coca Cola es una de las principales multinacionales del mundo y su poder es inmenso. Sistemáticamente consigue acallar o minimizar sus prácticas hídricas y sus problemas sanitarios.

Para producir un litro de refresco se necesita 2,7 litros de agua, de ese total, el 60% es recuperable dado que durante el proceso productivo se utiliza agua para limpiar, calentar y enfriar, el 40% restante es que se termina embotellando con la “formula secreta” de Coca Cola. Además para producir el azúcar que contiene cada litro de Coca Cola, necesita entre 175 y 200 litros de agua. Coca-Cola utilizaba un millón de toneladas anuales de azúcar que la convertía en el mayor consumidor mundial, siendo uno de los mayores usuarios de agua, lo que a la vez obliga a Coca-Cola prestar especial atención a la gestión del agua.

Coca-Cola utiliza en un año tanta agua como para beber toda la población mundial durante diez días

Algunas de sus prácticas empresariales son también escandalosas, financiación de campañas políticas, paraísos fiscales, salarios injustos, contratación de mano obra infantil, se opuso al tratado de KYOTO y actúa con grupos de presión en la FAO y la Organización Mundial de Salud para que no le creen problemas.

Además de su reparto inadecuado, el agua es un bien escaso. Sólo un 3% del agua que hay en el planeta es dulce. Sin embargo, la demanda del líquido elemento aumenta sin cesar y no sólo para cubrir nuestra necesidad básica de beber, sino otras como la de su uso para la agricultura y la industria. Pese a ello, unos 783 millones de personas, un 11% de la población mundial, no tienen acceso a una fuente de agua potable en condiciones. Según el Informe de 2012 sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cada año fallecen aproximadamente, por esa causa, un millón y medio de niños menores de 5 años.

La empresa se plantea ¿cómo lograr que mi producto siga siendo consumido por millones de personas ejerciendo un uso responsable de los recursos hídricos? Pero ¿Qué calidad tendrá el agua luego de su reciclado? ¿Es Coca Cola capaz de reducir drásticamente sus niveles de utilización de agua para la confección de sus bebidas?

Nora Elios  

Comentar

1 Mensaje
  • Jorge 26 de marzo de 2015
    11:05

    A mi no me hace feliz tomar cocacola. Por eso no la bebo desde hace años.
    Si son tan solidarios, que hagan un sistema de producción y envasado ecológicos y entonces hablamos.
    No sirve de nada limpiar la mierda que produces, gastando el dinero que ganas produciéndola. ¡Deja de producirla!
    Si eres ecológico, no gastarás dinero en parecerlo. No gastes dinero en publicidad, gastalo en calidad.

    Responder a este mensaje

Añadir otro comentario