Categories


Portada > Blogs > El Blog del Noble Gallo Beneventano > Canto a Rita Maestre



 
 
 
 
El Blog del Noble Gallo Beneventano

La represión del sistema

19 de febrero de 2016
Javier Cortines 

Canto a Rita Maestre

En un mundo desgarrado con varias guerras abiertas y amenazas de una nueva recesión global, la justicia española centra su atención en un grupo de titiriteros que han pasado media semana en la cárcel sin saber muy bien por qué y en Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, por protestar y reclamar una universidad laica en una capilla de la Universidad Complutense de Madrid hace cinco años.


Canto a Rita Maestre
Wikimedia (CC)  

En un mundo desgarrado por la desigualdad social; con un éxodo de refugiados de proporciones bíblicas; con varias guerras abiertas que desangran a la humanidad y con las advertencia de una nueva recesión global, España da un puñetazo a los fantasmas y la justicia cae a plomo contra un grupo de titiriteros, acusado de exaltación al terrorismo, y contra Rita Maestre que entró en un templo católico como Eva en el Paraíso Terrenal.

Yo canto a Rita Maestre (Podemos) porque el único dios que hay en este mundo no se llama Yahvé, ni Zeus, ni Alá, su nombre es hombre y mujer, esos seres de destino incierto que desde hace miles de años vienen luchando contra poderes oscuros que no han hecho más que provocar el retraso de la civilización imponiendo por la fuerza la sin razón.

Fueron los jefes de los primates los que crearon a Dios y luego le pusieron los atributos prácticos que necesitaban para someter a la manada. Así se hicieron con el arma más eficaz jamás inventada: el miedo, el terror, el castigo eterno.

Yo canto a Rita Maestre que no hizo más que una travesura de niña y además con su protesta demostró ser más lista e inteligente que los jueces y juezas de la Santa Inquisición que, por sólo mostrar sus pechos en una capilla de la Universidad Complutense en 2011 y decir palabras feas contra la religión, desean meterla en prisión.

Yo canto a sus ovarios
que son sagrados
no a los rosarios.
 
Yo canto a los mejillones,
a las chirlas y a las almejas
que son más sagrados
que todas las vírgenes viejas
y los príncipes de todas las Iglesias.

En los templos debería haber camas para que los amantes cumplieran con el mandato de Dios: ¿Uníos y multiplicaos”. No dijo: haced el amor los hunos sobre los otros. O uno delante y otro atrás, que más da, el orden de los factores no altera el producto. Debería haber jueces ateos para juzgar a los ateos, y jueces católicos para juzgar a los católicos. ¿No han conseguido los militares que les juzgue alguien de su cofradía?

Si brillara la inteligencia en este planeta y, si Dios realmente existiera, habría que juzgarle por crímenes de guerra contra la humanidad, Hitler a su lado sería un angelito. El demiurgo, según dice la Biblia, fue el mayor genocida de todos los tiempos. Exterminó a la humanidad –además creada por Él-, con un diluvio universal. Nunca movió un dedo, Él que todo lo puede, por parar la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. Tampoco envió a Batman para que detuviera la bomba atómica que arrasó Hiroshima. Tampoco envió a un mago para que no fueran exterminados y esclavizados los pueblos de las tierras conquistadas. Y tampoco hizo nada para que crecieran campos de trigo y árboles frutales en los campos de la muerte, donde viven dos tercios de la humanidad.

¡No te preocupes, Rita Maestre! Estate orgullosa de tus ovarios, pechos y vagina, no hay templo más sagrado que tu cuerpo, ni altar más alto que tu mente


Sin duda, el dios que adoran sus adoradores, es un dios racista (especialmente lo ha sido con los negros). Sólo entra en las casas de los ricos, que son los que le construyen templos a cambio de un trozo de paraíso. También se cuela en las chavolas de los miserables, a través de cuervos con sotana que no tienen coraje para tomar una espada.

Yo estudié (porque me metieron mis papás) en dos colegios de curas: Los Agustinos y Los Salesianos. El cura de religión nos decía:

La Providencia es el cuidado amoroso que Dios tiene a todas sus criaturas, especialmente a los hombres.Y luego añadía en plan filosófico, nadie puede hacer varias cosas al tiempo, con la excepción de Dios. Los humanos, limitados, sólo podemos hacer una en un momento. Yo sonreía y pensaba ¡tonto! ¡Es facilísimo!: Montar en bici, tirarse un pedo y cagarse en dios.

¡No te preocupes, Rita Maestre! Estate orgullosa de tus ovarios, pechos y vagina, no hay templo más sagrado que tu cuerpo, ni altar más alto que tu mente. Entiendo que te pongas triste: A nadie le agrada tener que dar explicaciones a la Santa Inquisición. A ti eso, no te denigra, te enaltece: es una muestra de tu valentía y de tu impronta heroica.

Y vuelve a cantar Quiquiriquí el Noble Gallo Beneventano para recordarnos de nuevo la célebre sentencia del historiador británico Edward Gibbon (1737-1794) -atribuida erróneamente a Séneca-: “Todas las religiones son consideradas igualmente verdaderas por el pueblo, igualmente falsas por los filósofos, e igualmente útiles por los gobernantes”.

Javier Cortines   Nilo Homérico

Comentar

2 Mensajes
Añadir otro comentario