Categories

 

Portada > Alternativas > Deuda > Ana Taboada: “Debemos desobedecer la Ley...


Entrevista a la vicealcaldesa de Oviedo

6 de diciembre de 2016

Ana Taboada: “Debemos desobedecer la Ley Montoro porque lo primero es la ciudadanía”

Hablamos con esta abogada sobre la red de municipios que se ha declarado en contra de la deuda ilegítima y los recortes a raíz del encuentro celebrado en Ovideo, ciudad donde es vicealcaldesa por Somos Oviedo.


Ana Taboada: “Debemos desobedecer la Ley Montoro porque lo primero es la ciudadanía”
Foto: Alex López (Lareplica.es)  

¿En qué consisten el ‘Manifiesto de Oviedo’ y este frente de municipios?

Cuando las agrupaciones electorales llegamos a los ayuntamientos nos dimos cuenta de que las leyes que se desprendían de la modificación del artículo 135 de la Constitución restaban soberanía a los municipios. Entonces vimos necesario crear un frente que, junto a movimientos sociales, supiera trasladar a la ciudadanía cómo le afectan estas leyes que ponen por delante el pago de la deuda al mantenimiento de los servicios públicos y de las necesidades sociales de la gente. Entonces se nos ocurrió elaborar y presentar ese manifiesto, que fue suscrito por más de 700 cargos públicos. A partir de ahí, buscamos generar movimiento ciudadano e institucional, un frente municipalista y la convocatoria del I Encuentro Municipalista contra la Deuda Ilegítima y los Recortes en Oviedo para dar forma a ese frente.

¿Qué se pretende con este encuentro?

No queremos que sea un encuentro más. Todos somos conscientes de cuáles son esas leyes y cómo nos afectan, por lo que debemos marcar una hoja de ruta que realice acciones, tanto dentro de las instituciones como fuera, que sirvan para sensibilizar y explicar a la ciudadanía que si anteponemos el pago de la deuda a todo; no podemos usar nuestros presupuestos para cubrir las necesidades de la ciudadanía.

Este frente municipalista debe realizar acciones de desobediencia que puedan visibilizar cuál es la problemática de los municipios y hacer pedagogía frente a la política del miedo impuesta por la troika y el Ministerio de Hacienda con el mantra de que “las deudas se tienen que pagar siempre”. Tenemos que desobecer la Ley Montoro porque primero es la ciudadanía y luego los bancos.

Una red de municipios contra un Ministerio de Hacienda... parece algo que no se haya hecho nunca antes.

Sí, y la idea no es sólo hacerlo en el Estado español. En marzo iremos una delegación de ayuntamientos a presentar el manifiesto y la red en el Parlamento Europeo, porque sabemos que este hecho no es algo aislado que sólo ocurre en nuestro país. Las políticas de austeridad han sido impuestas en muchos países de Europa y nuestros problemas son los mismos que tienen otros municipios de países vecinos. Queremos forzar a Bruselas para que modifique las legislaciones que ahogan y retraen la soberanía de los municipios y las cambie por otras que primen los cambios que necesitamos para que podamos anteponer la prestación de los servicios sociales y defensa de los derechos humanos al pago de la deuda.

Entonces hablamos de una batalla en términos europeos.

Sí, nosotros tenemos claro que todo esto viene por la modificación del artículo 135 bajo la orden de Europa. Fuimos un experimento, ya que no había ninguna normativa europea que obligara a cambiar nuestra Cons­titución tal y como hicimos. A partir de ahí se han desprendido legislaciones en varios países que han priorizado el pago de la deuda ante las políticas públicas.

¿Cómo ves el escenario con otros cuatro años con el mismo ministro de Hacienda y con una Europa claramente liberal?

Lo que debemos tener claro es que sin poder social y contrapoder ciudadano no vamos a ganar esta batalla. Es una batalla a largo plazo, no va a ser un camino fácil, por lo que necesitamos llevarla a las calles y convencer a la ciudadanía.

¿Cómo afecta la Ley Montoro a un municipio como Oviedo?

"El objetivo número uno de Montoro y el Partido Popular son los ayuntamientos del cambio"

Afecta hasta el punto que, sin ser un ayuntamiento con un fuerte endeudamiento, tenemos que hacer frente a los pufos del anterior gobierno local por delante de las políticas públicas. Este año hemos tenido que incluir 25 millones de euros de deuda, más 11 de intetereses por una mala gestión del anterior gobierno. Esto hace que haya un desajuste en el presupuesto que nos obliga a limitar en gran medida el gasto social, y cuadrar gastos e ingresos, haciendo que no nos podamos endeudar más.

Frente a leyes que fueron creadas con un objetivo concreto y político, como las leyes Montoro, debemos jugar para buscar esas alternativas que las pongan a nuestro favor, porque hay una Ley de Bases que es previa a la Ley Montoro que exige que los servicios públicos sean prestados de la manera más eficiente y de la mejor forma para el bien común, con lo cual tenemos que ser capaces de revertir esas leyes y poner los recursos del Ayuntamiento al servicio de los vecinos.

Hemos visto en los últimos días una batalla política entre el ministro Montoro y el concejal de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato. ¿Cómo influye en el resto de municipios?

La firmeza de Sánchez Mato y el Ayuntamiento de Madrid nos parece muy importante, porque eso va a ayudar a otros municipios a que hagamos unos presupuestos en los que podamos, con independencia de las deudas, llevar a cabo las políticas sociales y de gasto que queremos hacer. En Oviedo ya incumplimos el techo de gasto el año pasado y este año posiblemente lo hagamos de nuevo. No ha pasado nada y todavía no nos ha llamado Montoro.

Muchos ayuntamientos, mediante despilfarros, sobrecostes o desviaciones de presupuesto, han incumplido el techo de gasto, pero parece que a Montoro sólo le importa Madrid.

Nada es inocente. Ha pasado durante muchos años en Valencia o en Cádiz, donde el despilfarro y el sobreendeudamiento han sido la práctica habitual, y Montoro nunca les envió ninguna carta. Saben que el municipalismo es una opción de cambio que puede crear una marea ciudadana que cambie la política y que pueda llegar a transformar el Gobierno de este país. Por eso queda claro que el objetivo número uno de Montoro y el Partido Popular son los ayuntamientos del cambio.

Yago Álvarez    El Salmón Contracorriente

Comentar

1 Mensaje
Añadir otro comentario