Categories


Portada > Blogs > La Real Academia del Salmón (La RAS) > 8 curiosas procedencias etimológicas de palabras (...)



 
 
 
 
La Real Academia del Salmón (La RAS)

Bancarrota, crisis, negocio...

2 de mayo de 2015
Real Academia del Salmón (RAS) 

8 curiosas procedencias etimológicas de palabras económicas

Un prestamista rompiendo su asiento, un esclavo guardando dinero para comprar su libertad o el apellido de una familia de comerciantes belgas son el origen de algunas de las palabras que usamos día a día en el lenguaje económico. Aquí os traemos una lista de anécdotas etimológicas sobre algunas de esas palabras.


8 curiosas procedencias etimológicas de palabras económicas

Economía

"Oikos" significa casa y “nomia” significa ley, norma o administración. Por lo cual economía significa “la administración de la casa”, no significa “los mercados mandan” ni “todo por la pasta”. El término economía fue creado para hablar de la gestión de la casa, para la gestión de los recursos de un hogar, la alimentación y sustento de una familia. Algo mucho más básico y cercano que lo que se pueda estudiar en las facultades de economía o se pueda leer en la prensa salmón. Un significado etimológico que nos debería hacer reflexionar sobre lo que nos hacen entender por economía y lo que verdaderamente es, porque si tomamos ese significado ¿sabéis de economía?

Bancarrota

El negocio financiero comenzó en Florencia en el siglo XVI, en aquel entonces los prestamistas y cambistas se sentaban sobre una “banca” de madera sin respaldo en algún lugar público, de ahí es de donde previene el término "banco". Cuando el prestamista no era capaz de hacer frente a sus obligaciones con los depositarios o dejaba de ser solvente debía dejar su lugar en la plaza o lugar público. Existen dos teorías sobre lo que ocurría: una dice que el mismo prestamista debía romper su banca en público como muestra de su vergüenza y otra dice que eran los otros prestamistas los que rompían la banca, después de expulsar al banquero que no podía pagar, para señalar que ya no era solvente. En cualquier caso aquella “banca rota” es el origen del término que ahora usamos para nombrar una quiebra. ¿Os imagináis a Rodrigo Rato destrozando su escritorio en medio de la Castellana el día que Bankia fue rescatada?... Nosotros tampoco.

La bolsa

PNG - 51.2 KB

El escudo de armas de la familia Van der Buerse mostraba bolsas de dinero en vez de armas

El origen de esta palabra se remonta al siglo XIII cuando la familia belga Van der Buërse regentaba un edificio en la ciudad de Brujas en la que se realizaban reuniones de carácter mercantil. Durante varios siglos esta ciudad fue un importante centro de negocios hasta que en el siglo XVI la actividad económica se movió hasta otros puntos como Amsterdam, considerada por muchos como la bolsa más antigua, pero mantuvo el nombre que le dio el apellido de aquella familia belga.

Dinero

La palabra viene de “denarius”, o sea de “dinares”, la moneda más extensa del imperio romano y que os sonará mucho si erais aficionados a los cómics de Asterix y Obelix o a las películas de TVE1 en Semana Santa.

Moneda

Juno Moneta (Juno la avisadora) era una diosa romana llamada así ya que avisó a los romanos acerca de varios desastres que la ciudad iba a sufrir. La diosa se convirtió en la protectora de Roma. El templo dedicado a esta diosa se encontraba en la colina del Capitolio y adjunto a el se encontraba el mayor centro de acuñación de monedas del estado romano. La palabra usada hasta aquel momento era la de “nummus” de donde proviene la palabra numismática, pero a las monedas que salían de aquel importante taller se les llamó “ad monetam” en honor a la diosa, la palabra se fue extendiendo y convirtiéndose en la actual “moneda”.

JPEG - 110.2 KB

Moneda dedicada a la diosa "Juno Moneta"

Negocio

En latín la palabra “otium” significaba ocio, o sea que era designado a todas las acciones de descanso, disfrute y aquellas labores por las que no se esperaba recibir recompensa, en resumen: las cosas buenas. Para el resto de labores realizadas para ganarse el sustento se empezó a usar la unión de los términos “nec” y “otium”, literalmente “lo que no es ocio”, que acabó convirtiéndose en la palabra negocio. En una sociedad como la nuestra en la que cada vez es más difícil dedicar tiempo al ocio debido a las interminables jornadas laborales y el espíritu consumista, tal vez deberíamos reflexionar sobre el hecho de que el “ocio” era lo principal y “negocio” fue la negación del primero.

Ahorro

Esta palabra proviene de la palabra árabe “hurr” que significa “libre”. De esa palabra se derivó una arabismo usado durante la edad media para decir “libre, que no esclavo”, la cual derivó en el uso de la palabra “ahorro” como la cantidad necesaria que se debía pagar para liberar a un esclavo o que este debería ahorrar para comprar su propia libertad. Más tarde fue usada para indicar que alguien se ha librado de una carga, por ejemplo de un trabajo o de una responsabilidad, de lo que derivo nuestra frase hecha “...y eso que me ahorro”.

Crisis

Esta la dejamos para el final para que podáis “romper y pensar de nuevo” el significado de esta palabra y su uso actual. La palabra “crisis” viene de un palabra griega pronunciada del mismo modo y que significa “separar” o “decidir”. La palabra era usada para indicar que una cosa se rompe y que por lo tanto debe ser repensada para corregir ese error y que no vuelva a ocurrir. Fue usada para marcar momentos históricos, en los que una situación que indicaba que algo no funcionaba, obligaba a repensar la situación para tomar decisiones que nos llevaran por un buen camino y que evitarán cometer de nuevo el error que había ocasionado esa rotura. Actualmente el término crisis se ha popularizado para indicar “falta de dinero”. El sistema capitalista repiensa el funcionamiento de las cosas cuando le falta dinero y busca soluciones para volver a tenerlo, ya sea imprimiendo más billetes, creando más deuda o apropiándose del dinero de otros creando mayores desigualdades. Pero las crisis vuelven, cada vez con más dureza y con unas desigualdades cada vez mayores. El significado original de esta palabra debería llevarnos a la reflexión sobre “que es lo que falla y que debemos hacer para cambiarlo” y posiblemente nos demos cuenta de que no falla la falta de dinero sino el sistema que lo distribuye de una manera tan deficiente.

Real Academia del Salmón (RAS)

Comentar

1 Mensaje
Añadir otro comentario